Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

viernes, 12 de julio de 2013

Wild Thing


¿Recuerdan al monstruo del Lago Ness? Pues algo parecido está sucediendo en un lago perdido cerca de un pequeño pueblo de Minnesota. ¿Un monstruo, un depredador desconocido, una leyenda urbana, un tinglado para atraer turistas?

¿Recuerdan a Pietro Brnwa? Era aquel asesino a sueldo arrepentido que ejercía de médico en el peor hospital de Manhattan gracias al programa de protección de testigos del FBI, y era el protagonista de la descacharrante Burlando a la Parca. Ahora, en esta segunda entrega de sus andanzas, Brnwa se enfrenta al monstruo del lago de Minnesota. ¿Pero cómo hemos llegado hasta aquí? A Brnwa lo contrata un billonario misántropo para que acompañe y proteja a Violet Hurst, una paleontóloga despampanante y autodestructiva cuya relación con el billonario no es exclusivamente profesional. La misión: investigar el asunto del monstruo. Y lo de viajar a ese lugar recóndito a Brnwa le parece perfecto para seguir con lo suyo: esconderse de la mafia que lo quiere asesinar.

Aunque en el tranquilo pueblecito nada es lo que parece: la dueña del restaurante pasa droga por la frontera de Canadá con la ayuda de dos adolescentes, otro de los vecinos se dedica a intentar filmar al monstruo, sobre el que algo sabe el médico del pueblo... Y, para acabar de liarlo todo, a la fiesta se suman unos narcos dispuestos a montar una batalla campal, y además el billonario, que se ha puesto celoso, y hasta la mafia, que sigue empeñada en liquidar al asesino arrepentido.

El resultado: una novela trepidante y desternillante, una enloquecida aventura con monstruos, narcotraficantes, chicas guapas, millonarios chiflados y gente de pueblo que tampoco es lo que parece.

«Una de las nuevas voces de la narrativa más singularmente divertidas con las que me he topado en muchos años... Es muy raro encontrarse con un escritor brillante dedicado al 100 %, en cada frase, a hacerte pasar un buen rato. Bazell lo es, y consigue su propósito» (Lev Grossman, Time).

«En lo que al suspense se refiere, el monstruo clava sus garras mezclando lo mejor de Tiburón con el sentido cómico de tu episodio favorito de Scooby-Doo... Salvajemente divertido» (San Francisco Chronicle).

«Un cóctel magistral de acción, farsa y sátira política» (Publishers Weekly).

«Wild Thing es una novela tan violenta y sexy como desaforadamente divertida» (Cleveland Plain Dealer).

«Enloquecidamente divertida... La obra de un genio chiflado» (Marilyn Stasio,The New York Books Review).

PRÓLOGO
PRUEBA A
Lago White, Minnesota
Verano antepasado
     Autumn Semmel siente cómo la yema del dedo de Benjy Schneke le recorre la parte superior del muslo, subiéndole por el borde del bikini hacia el chichi. Eso hace que la piel se le tense hasta los pezones y que el coño se le afloje como un puño.
     -¡Déjate de guarradas! - exclama, abriendo los ojos.
     -¿Por qué? - pregunta Benjy.
     Ella señala con la cabeza por encima del hombro.
     -Porque Megan y Ryan están ahí mismo.
     Autumn y Benjy están tumbados en la lengua de tierra, casi toda raíces, que separa el lago White del lago Garner. Megan Gotchnik y Ryan Crisel se encuentran en el lago Garner, detrás de ellos.
     -¿Y qué? - dice Benjy-. No estoy tocando nada que no se vea.
     -Sé lo que haces. Me estás volviendo loca.
     Autumn se pone en pie, tirándose del borde del bikini. Mira a su espalda. 
     Megan y Ryan están en su canoa, a veinte o treinta metros de la orilla. Las piernas de Megan cuelgan a los lados de la barca. Ryan se la está comiendo. Debido a la forma en que el sonido se transmite sobre el agua, Autumn oye los jadeos de Megan como si la tuviera delante. Autumn siente vértigo. Se vuelve hacia el lago White.

No hay comentarios: