Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

miércoles, 20 de abril de 2011

Conjunciones y disyunciones

Este ensayo germina con el empresa que le hiciera Armando Jiménez a Octavo Paz para que plasmara el prologo de su nuevo libro Nueva picardía mexicana. El dejar arrastra el tintero sobre las páginas percibió que era un buen tema para hacer un ensayo, de eso modo surgió, como un pequeño engendro de sus demonios Conjunciones y disyunciones. Reconstruir la vida de este gran escultor de las letras latinoamericana sería de mucho hablar, pues decir que fue premio nobel, ya es una breve introducción a su formación literaria y humanística.

Este ensayo deslinda la comprensión de los residuos de una experiencia del cuerpo imaginario y cabe decir de ese cuerpo que raya lo irreal como un polvo que subsiste en las locuciones, los sucesos y los mitos de la oralidad arropada por el alud y redimida por la modernidad del estilo.

La polaridad entre luz y oscuridad, cuerpo y no-cuerpo, vida y muerte; prima en el recorrer de la preserva y transmisión de la dicotomía asumida por el hombre y su entorno. No deja de lado el barroco excremental donde la palabra preserva en su vigilancia, un sentido de vitalidad del lenguaje puesto en relación a los materiales escatológicos: “El lenguaje barroco vive también de la posibilidad de satisfacer el duelo del propio lenguaje”

Esa primera división del libro: Metáfora, donde ya describiendo el libro de Armando Jiménez, Octavio Paz ve en él un libro de imaginación o una colección de las fantasías y delirios verbales de los mexicanos. “Si la picardía es imaginaria, su objeto no lo es” “La picardía es un territorio habitado por la ilusión y la elusión”.

Con su libro nos muestra que el libro de Armando Jiménez es una muestra de nuestra otra cara, la oculta e inferior. Esto que dice él aquí no es más que la cara no visible al público, pero que termina en nuestra espalda, a esa cara animal y sexual, como él llama: culo. En esta parte nos pone contra la marea del tiempo a navegar por los escritos de Quevedo con su: Gracias y desgracias del ojo del culo. Una comparación entre el culo y el rostro: “La superioridad del primero consiste en tener solo un ojo, como los ciclopes que descendían de los dioses del ver”

Es un libro que en ciertas partes se vuelva algo vago, no al estilo de otros ensayos que él tiene como: El laberinto de la soledad, Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe, entre otros. Con esto no digo que sea malo el escrito, pero ahí está en sus manos para que los lean.

Aburrrrrrrr, me fui de vacaciones

miércoles, 13 de abril de 2011

Sol y excremento dadores de vida y muerte

"Señalo que si el sol es vida y muerte, el excremento es muerte y vida. El primero nos da luz y calor, pero un exceso de calor nos mata, por tanto, es vida que da muerte. El segundo es un desecho que es abono natural: muerte que da vida.
Octavio Paz.

martes, 12 de abril de 2011

El pecado de los Dioses. La alta sociedad y el nazismo

El nazismo es uno de los temas mas investigados por los historiadores, y podría decir igual a este tema, los demás hechos que de algún manera han marcado a la humanidad. Por lo general, una guerra vende mas que diez tratado de paz, pues los cientos de libros que genera las atrocidades de la guerra atrae al parece mas a los lectores. Con El pecado de los Dioses. La alta sociedad y el Nazismo, aunque el nazismo tiene como eje central las atrocidades acometidas durante el régimen del Tercer Reich, no es de menos decir, que Frabrice D’ Almeida, le da otro enfoque a la seducción de las elites alemanas por los nazis: lo mundanal de dichas elites.

“El nazismo y el Holocausto son dos aspectos que definen la cultura occidental hasta ahora. Nos ayudan a comprender muchas cosas de nuestra sociedad”

Archivos inéditos, fotografías y documentos diplomáticos adornan el cuerpo investigativo del escritor. Con estos documentos tapiza con letras el ascenso de Hitler hasta su caída, pone al descubierto el cinismo de los hombres que van a espalda de Hitler.

Si hablar de Hitler es hacer un recuento de las barbaries cometidos por las retrogradas ideas del nacionalsocialismo, es cierto decir, que D’ Almeida, deja aun lado esos temas y se centra mas en lo que el llama la vida mundana de las elites alemanas. En cada pagina nos muestra aquellos grupos e individuos de círculos privilegiados que vivieron bajo la manta de las ideas políticas del nazismo, una sociedad que fanatizó tener el mas alto grado de la cultura con la pesquisa sigilosa de una barbarie antisemita que imprimo para siempre a la humanidad

“El problema de la vida mundana bajo el nacionalsocialismo se halla condensada en esa brusca ficción de un cambio revolucionario convertido al cabo de pocas semanas en una norma tan profundamente interiorizada que es capaz de definir nuevas reglas para la competencia social y la afirmación del éxito personal”

La vida mundana a la que apuesta D’ Almeida es al laboratorio social, pluralizado por la capacidad para poder vivir con las elites del país, en sintonía con el poder y el placer. Esta vida mundanal bajo los estamentos del nazismo transformó: la familia, la música, el teatro, las grandes veladas, el deporte, el comercio, la moda, es decir, salpico todos los componentes del estado alemán.

“Nunca se podrá tragar tanto como se debería vomitar” Max Liebermann, diciembre de 1934