Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Libros del año

La lista completa de los diez primeros libros que son doce debido a un triple empate en el décimo lugar es la siguiente:

1-Verano, de J. M. Coetzee (Mondadori)

2-Poesía reunida, de William Butler Yeats (Pre-Textos)

3-Blanco nocturno, de Ricardo Piglia(Anagrama)

4-El sueño del celta, de Mario Vargas Llosa(Alfaguara)

5-El amor verdadero, de José María Guelbenzu (Siruela)

6-Retratos y encuentros, de Gay Talese (Alfaguara)

7-Algo va mal, de Tony Judt (Taurus)

8-Dublinesca, de Enrique Vila-Matas (Seix Barral)

9-Tarde o temprano. Poemas 1958-2009, de José Emilio Pacheco (Tusquets)

10-Esencia y hermosura. Antología, de María Zambrano (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

11- El mundo bajo los párpados. Jacobo Siruela (Atalanta)

12- Visión desde el fondo del mar. Rafael Argullol (Acantilado)

13- Hojas de Madrid. Con La Galerna (1968-1977). Blas de Otero (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

- Libro de los muertos. Apuntes 1942-1988. Elias Canetti (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

14- Notas al pie de Gaza. Joe Sacco (Mondadori)

15- Correr. Jean Echenoz (Anagrama)

16- Autobiografía sin vida. Félix de Azúa (Mondadori)

- Del lado del amor. Poesía reunida 1994-2009. Juan Antonio González Iglesias(Visor)

- Nunca fue tan hermosa la basura. José Luis Pardo (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

- Todo lo que tengo lo llevo conmigo. Herta Müller (Siruela)

17- Brillan monedas oxidadas. Juan Eduardo Zúñiga (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

18- Hoy no es ayer. Ensayos sobre la España del siglo XX. Santos Juliá (RBA)

- La experiencia totalitaria. Tzvetan Todorov (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)

- Leviatán o la ballena. Philip Hoare (Ático de los libros)

- Una saga moscovita. Vasili Aksiónov (La otra orilla)

19- La idea de la justicia. Amartya Sen (Taurus)

20- La muerte del adversario. Hans Keilson (Minúscula)

El País

Babelia

lunes, 20 de diciembre de 2010

Cristianismo platonizado o lo platónico del cristianismo

Agustín era platónico y su afirmación implica que la fe cristiana es la consumación verdadera de Platón. Su exposición se esfuerza en llevar de la mano al lector desde las buenas cosas de este mundo hasta el bien supremo que yace detrás de ellas, es decir, Dios. El afirma rotundamente que el mundo solo consiste en cosas buenas y discute el amor del hombre y, por consiguiente, la adoración de las cosas ( el sol, las estrellas, el mundo, las cosas imaginarias). "Nadie cree que no haya cosa buena que no deba ser adorada" pero para el, es erróneo quedarse con las buenas cuando un podría buscar las mejores
Wilfred Cantwell Smill

jueves, 16 de diciembre de 2010

25 grandes libros para navidad

Mario Vargas Llosa, El sueño del celta (Alfaguara)

Javier Pérez Andújar, Todo lo que se llevó el diablo (Tusquets)

Eduardo Mendoza, Riña de gatos (Planeta)

León Tolstói, Anna Karénina (Alba)

John Banville, Los infinitos (Anagrama)

John Le Carré, Un traidor como los nuestros (Plaza y Janés)

Carsten Jensen, Nosotros, los ahogados (Salamandra)

Yukio Mishima, Confesiones de una máscara (Alianza)

Umberto Eco, El cementerio de Praga (Lumen)

Vampiros (Atalanta)

Hans Keilson, La muerte del adversario (Minúscula)

Tom Rachman, Los imperfeccionistas (Editorial Plata)

Keith Richards, Mi vida (Global Reading)

Philip Hoare, Leviatán o la ballena (Ático de los libros)

Harpo Marx, ¡Harpo habla! (Seix Barral)

Voltaire (Gredos)

Martí y Borja de Riquer (selección), Reportajes de la historia (Acantilado)

John Lanchester, ¡Huy! (Anagrama)

Ronald Syme, La revolución romana (Crítica)

Claudio Magris, Alfabetos (Anagrama)

Stephen Hawking y Leonard Mlodinow, El gran diseño (Crítica)

Robert Service, Historia de Rusia en el siglo XX (Crítica)

Soren Kierkegaard (Gredos)

Philip Blom, Años de vértigo. 1910-1914 (Anagrama)

Tony Judt, Algo va mal (Taurus)

Fuente: El País


martes, 14 de diciembre de 2010

La muerte es el origen disfrazado. El hombre y la muerte

“La muerte es, pues, a primera vista, una especie de vida que se prolonga, de una forma u otra, la vida individual”

A pesar de ese no-deseo que pulula, ronda sigilosamente a nuestro rededor, es una compañera que anda de las manos con los vivos. La muerte, ese punto hondo, vertiginoso y ciego del no-ser, es un retorno sin regreso a la fuente primigenia de la Nada. Ella dimensiona, hace de los vivos un aura temerosa, des-construye castillos que desaparecen con el alba, esa es la muerte con la que nuestro escritor francés Edgar Morín, en su libro El hombre y la muerte nos la describe.

“Las ciencias del hombre no se ocupan nunca de la muerte. Se dan por satisfechas con reconocer al hombre como animal del utensilio, del cerebro y del lenguaje”. Más que una simple frase, es todo un camino que nos lleva a ver a la muerte en sus consideraciones científicas, es lo que propone Morín con su ensayo, porque el hombre ha querido olvidar la muerte, sin el impulso de mirarla de frente y con astucia, creyendo que la muerte de hoy dará presencia a la vida de ayer. Con la muerte se origina la ruptura más radical entre el hombre y el animal. El fin de toda vida es la muerte.

Edgar Morín partiendo desde la biología atraviesa toda la antropología de la muerte para abordar las concepciones primitivas que tuvo el hombre al respecto. “Las fronteras de no man’s antropológico, el primer testimonio fundamental, universal, de la muerte humana lo da la sepultura”. La pérdida de individualidad, el temor, la separación, la falta de enfrentamiento a la muerte son constantes de la realidad que encara el hombre frente a su compañera de camino. El traumatismo de la muerte, como lo expresa es un hecho no menos fundamental de la conciencia del acontecimiento de la muerte y la creencia en la inmortalidad. Con este enfoque deja por sentado su triple conciencia de la muerte: La realista, traumática e inmortalidad.

En resumida cuenta, cabe destacar, que leer el libro te lleva por caminos sembrados de muerte en sus inicios, porque los primeros capítulos, si bien es cierto, la muerte cae a gotera en cada letras. Uno llega al punto, en mi concepción, de quizás dejarlo hasta ahí y salta otros capítulos. Pero, desde principio el escritor fue claro, que su ensayo no sería una huida a la muerte sino un planteamiento científico de esta. Creo que es un libro que abarca todos los aspectos de la muerte. Pues sus temas van mas allá del puro tratamiento que se le ha dado a esta. Las fronteras de la no man’ land, muerte en común y muerte solitaria, la paradoja de la muerte, los fundamentos antropológicos de la paradoja, la muerte y el útil, la muerte renacimiento y la muerte maternal, el doble (fantasma, espíritu..) o el contenido individualizado de la muerte, entre otros temas de suma importancia.

“La muerte es el origen disfrazado. Puesto que el regreso al tiempo original del amor es imposible, la pasión de los amantes solo puede consumarse en el tiempo eterno e inmóvil de la muerte. La muerte es un instante sin fin” Carlos Fuentes

sábado, 11 de diciembre de 2010

Carta a los poderes

La esencia de un hombre, el cual tiene por espejo sus escritos, se afirma y verifica por sus actos. En efecto la línea infusa en la multiplicidad de espacio que recrea ese trotar en el escrito nos das la proximidad de avidez y rotura en sus planteamientos. Desde luego, se puede decir, que no es de extrañar que el discurso o alegato como hilo interpretativo de su entorno no sea más que una reivindicación al surrealismo.

1920 fue el año que le abrió las puertas Francia a Antonin Artaud, quien con apena 24 años comienza a incursionar en el teatro, pero ya antes había recibido los soplos de las actividades surrealista. Teniendo contacto con André Masson, Robert Desnos, Michel Leiris y Miró. “A pesar del poco tiempo transcurrido desde que Artaud se había unido a nosotros, nadie, como él, supo entregarse tan espontáneamente al servicio de la causa surrealista... Lo poseía una especie de furor que no perdonaba, por así decir, ninguna de las instituciones humanas, pero que podía, ocasionalmente, resolverse en un estallido de risa por el que pasaba todo el desafío de la juventud. No sorprende que este furor, por el enorme poder de contagio que poseía, haya influido profundamente en la trayectoria surrealista..." según André Breton

A partir de aquí podemos conocer su escrito, como una proximidad al surrealismo. Sus textos, enuncia un abierto ardor insurreccional, tomando como estilo redactario las cartas abiertas y teniendo como última persona las instituciones o representantes que son adversario al surrealismo en clamor de protesta. Bajo esta temática es que se inscribe Carta a los Poderes.

El primer texto que figura en las reunidas Cartas a los Poderes: A la mesa, despliega una voz exaltada, con ataque contra el “espíritu lógico y sus poderes” de opresión que de manera liquidataria han ido dejando a un segundo plano al hombre. Todas las cartas: A la mesa, Mensaje al Papa, Mensaje al Dalai-Lama, A los redactores de las universidades europeas, a los directores de los asilos de locos, a las escuelas de Buda, muestra así su espíritu subversivo, rebelde y revolucionario. Sus escritos deshilan la denuncia espiritual, social e intelectual que estaba acomodada al simplismo. Procura fabricar un túnel donde los europeos puedan atravesarlo y descontaminarse, donde estos ya no sufran, donde la imposiciones y doctrinas religiosas aventuradas no sea más que ornamento de un pasado que ha sido escenario de un ejemplo: “Nada tenemos que hacer con tus cánones, índex, pecados, confesionarios, clerigalla, pensamos en otra guerra, una guerra contra ti, Papa, perro” Declaraciones tajantes donde le muestras que ni Dios habla de él, pues ni hay Dios, biblia o evangelio que detenga la guerra del espíritu.

Las Cartas a los Poderes, es un texto corto, que de una tirada podemos terminarlo. “El más pequeño acto de creación espontanea constituye un mundo más complejo y más revelador que cualquier sistema metafísico” “Y la culpa es de sus sistemas enmohecidos, de su lógica de dos y dos son cuatro, la es de ustedes-Rectore-atrapados en la red de los silogismos”.

Lectura recomendada

Arrivederci


.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Catalina la Grande o la trampa de una P.....

El hombre en su breve lapso de tiempo, donde tienta en su recorrido por esta vida, se ve rodeado de etapas, las cuales en sus inicios son incomprensibles a la vista de quienes lo rodean, mas luego, la quema de dicha etapa, por x razón produce un cambio, y es ese momento que lo hace procurar ver un rostro nuevo en su etapa, es lo que podemos apreciar en la vida de Catalina la Grande. Ella, quien siendo la no deseada en la familia, por ser hembra, no se daría cuenta la familia que en la tierna niña Sofía Federica Augusta de Anhalt-Zerbst, estaría el principio de toda una historia plagada de grandes acontecimientos en este gran personaje conocido como la Madrecita.

La frialdad de su madre y el distanciamiento de su padre recrean cierto afecto y adulación, lo cual se ve acentuada con la fealdad que se le atribuye. Este modelo nuclea se ve recuperado por los grandes aportes e influencia de su institutriz, que a corta edad ya había puesto en sus manos: Cornielle, Racine, Moliere y La Fontaine. Instruida en los rudimentos religiosos del luteranismo, ya tenía bien claro algunos conceptos teológicos que ponían en aprieto al pastor Dowe.

Como un golpe de suerte, muy temprano en la mañana cambia la vida. Juana Isabel, su madre, recibe una carta proveniente de Brummer, gran mariscal de la corte del gran duque Pedro Ulrico, en San Petersburgo, donde le informa la pronta presencia de ella y su hija, y dejándole en claro el motivo de dicha carta, que no era más que buscar los primeros contactos de su destino. Un segunda carta enviada por Federico de Prusia fue más directa, el motivo, casar a Figchen, como también le llamaban, con su primo de tercer grado. Esta carta le dio el paso a la historia a Isabel hoy convertida en Catalina la Grande.

La gran destreza en respuesta de Isabel frente a las preguntas de Federico II, la hicieron colocar una muy buena posición, pues fácilmente le hablaba de ópera, comedia, versos, danza y otras tantas ciencias. Este gran paso de Isabel, se vería como una gran luz en medio de la sombra de su historia, debemos verlo así, pero también, ya en el transcurrir de su historia tenemos que ver que fue una mujer plagada de infidelidades, por eso muchos la reconoces como la p….. del palacio, fueron tantos los cuernos que le puso a su marido Pedro, que termino indirectamente matándolo. Después de su muerte, fueron muchos los novios que a escondida metía en el palacio, pero eso es otra historia.

El poderío de esta gran zarina son indiscutibles. Produjo grandes reforma y proyectos en Rusia entre ellas: Un asilo de expósitos, una escuela de parteras, un establecimiento de higiene popular y un instituto de educación para jóvenes, redacta un Reglamento genera para la educación de los hijos de ambos sexos, protege a disidentes campesinos entre otros, extendió su poder más allá de sus fronteras. Era admirada por grandes hombres, entre ellos Voltaire y Diderot. Tenía una gran sapiencia frente a sus interlocutores, sabía escoger a sus hombres de confianza a la hora de llevar alguna estrategia. Fue querida a gran voz por un pueblo que la llamaba Madrecita.

Creo que nuestro autor, Henri Troyat, mas que aplicarle un sello de novela a sus libros, creo que con este logro un buen puntaje. Es muy amena e informativa, no produce ese cansancio que otorgan a veces algunos libros bibliográficos. Nos ofrece una vasta documentación de cartas y diarios.

Dejame esconderme de Catalina la Grande, para no caer en sus garras.

A correr fanático

Os dejo mi recomendación

jueves, 9 de diciembre de 2010

A-dios la muerte

"Según hemos visto la salvación implica la desvalorización del "doble" y la promoción del alma, que desea sobrevivir a la ruina del cuerpo, y asegurarse un cuerpo inmortal. Igualmente implica la intervension salvadora de un dios que arranca a los hombres de la muerte"
Edgar Morin

domingo, 5 de diciembre de 2010

A un amigo perdido en "apostasía"

El hombre es una huella errante, va sobre su propia huellas, pisando las huellas de su pasado, lo cual no lo hace diferente, sino un animal que pisa sobre huellas que se van afirmando con el tiempo y dejando rastro, como gusano sobre tierra, los mismos errores. En ese dinamismo en procura de lenificar cada pisada recrea un círculo donde lo vicioso de su lenguaje no modifica su ambigüedad de su discurso. La verdadera realidad con la que se enfrenta, es con su modificado fracaso, con la esencialidad del tiempo que se diluye en cada palabra pronunciada, en su imagen paradójica que altera su testimonio, en el cual los límites de su mundo son los de su lenguaje.

Esa fisura radical, alucinatoria, mística, y en cierto sentido, modelo de purificación, constituye el mayor significante de su discurso. El embellece su lenguaje, lo instrumentaliza, pone en juego un estado lúdico de ascesis radical del signo y arrebatamiento espiritual, dejando escabullir la sonoridad interior de sus huellas, empobreciendo así su posibilidad de lo imaginario, lanzando sus sueños en infinitos suspiros de cambio. Es un puro dibujo del apostata, donde reniega y abjura la fe de su interrogación existencial, es un lapsi de la modernidad bajo la presión social de sus dificultades en crear mundos posibles y fantásticos. La salida y abandono de sus derrotas humorizan sus ilusiones, humedecen su humanidad.

De todo modo, esto significa que lo imaginario de ese apostata, le propina un estatuto, que no se ciñe en sus deseos y aspiraciones, sino en sus angustias y temores. Dibuja en lienzo su timidez o audacia, hace notar que tiene un derecho a la libertad de conciencia. Su esfuerzo de aventurarse en otras posibilidades, le muestra que otras huellas son tan atractivas que las huellas que dejo atrás, y le otorgan la formula anticipada de una abanico, donde las aspas dimensionan lo incomprendido del discurso. La singularidad con que asume su papel frente a sus adversarios de huellas, le muestra la realidad como fundamente de su lenguaje.

El hombre, el apostata, lapsi, son todos fragmentos de un discurso acondicionado a la temporalidad. Dimensionado por el acontecer degastado de la palabra, con la que aspiran los que pisaron y dejaron sus huellas que se borran por sus errores. Te es mejor guardar silencio, sin accesorios retóricos y cambiar la lógica verbal de tu discurso, identificándote contigo mismo, asignándole alquimia a tus acciones, expulsando tus emociones metafóricas, con el fin de buscar un lenguaje tan absoluto que se pueda identificar con tu silencio.

sábado, 4 de diciembre de 2010

El Armagedón o Ragnarök, la lucha extrema de los dioses

La destructividad del tiempo y la fatalidad del declive forman parte de los temas coyunturales de la vida del hombre. Hoy es posible alcanzar una concepción más refinada y critica de lo histórico, pensando en la capacidad de iluminar y recrear la tradición, surcando el futuro como un ámbito de posibilidades. La comprensión apocalíptica como ese estado expansionista de catástrofes naturales al final de la vida del hombre es un producto que siempre ha estado latente en las mentes terroríficas dada la condición de no producirse una mixtura entre lo que desea para su fin el Ser Supremo, Dios o como quieran llamarlo, con las pareceres y procedimiento del hombre.

Mientras cabalga por algunas páginas, mi caballo tropezó con uno de estos documentos, como hay cientos, donde la destructividad de territorios, lenguajes, donde lo infatigable del hombre con ciertos atributos divinos, arroja toda un acontecer del fin del mundo. El apocalipsis no es una instrumentalización del estado caótico al cual será sometida la humanidad propia del cristianismo y el judaísmo, donde lo plagado de acontecimientos catastróficos se verá antes del fin del mundo, sino también es un diluviar de visiones expuestos en otras religiones de igual antigua a estas mencionadas.

En la mitología nórdica, nos encontramos con Ragnarök que en lo visionario es una propuesta más de la gran batalla del fin del mundo, donde el componente o elemento humano queda excluido como producto primario para dicho acontecimiento, si no que tiene su accionar en una batalla entre los dioses, los Aesir, bajo la dirección de Odín y los Jutuns, liderados por Loki. No es una actividad que solo se circunscribe a los dioses, sino que una conflagración apocalíptica de todo el universo estará sometida a esta guerra donde acarreara la destrucción del mismo. En el plano de lo humano, los guerreros vikingos tenían en gran estima el morir en una batalla y esto es una integración de ese gran acontecimiento. El Ragnarök es una extensión del Armagedón que nos muestra el Apocalipsis del Nuevo Testamento, claro con algunas variaciones.

El preludio del apocalipsis.

Los acontecimientos principales del inicio del Ragnarök:

1. El nacimiento de las tres criaturas más malvadas y poderosas, descendientes de Loki y Angrboda, llamados: Jörmundgander, Fenrir y Hela (o Hel), y la acción de los dioses para confinarlos. 2. La muerte de Baldr y el castigo de Loki.

Las profecías del apocalipsis.

Tres inviernos sucesivos se seguirán uno a otro sin verano. Las estrellas desaparecerán de los cielos, sumiendo a la tierra en oscuridad. La tierra se estremecerá tan violentamente que los árboles serán arrancados de raíz y las montañas caerán, esto liberará a Loki y su hijo, el lobo Fenrir. Eggthér, el vigilante de los Jotuns, se sentará en su tumba y rasgará su arpa, sonriendo severamente. La serpiente de Midgard, se levantará del lecho profundo del océano para dirigirse hacia la Tierra, torciéndose y girando en furia sobre sí misma, causando que los mares se alcen y azoten contra la tierra. De las tierras del este, el ejército de Jotun, conducido por Hrym, saldrá de su hogar en Jötunheim y navegará la espantosa nave Naglfar (fabricada con las uñas de hombres muertos), que serán liberados por el tsunami y la inundación, hacia los campos de batalla de Vigrid. Desde el norte, una segunda nave fijará sus velas hacia Vigrid, con Loki, ahora desatado, como timonel, y los horrorosos habitantes de Hel como peso muerto. Los gigantes de fuego de Muspelheim, conducidos por Surt, avanzaran hacia el sur y romperán en dos el propio cielo, cerca de Vigrid, dejando todo a su paso quemándose en llamas. Mientras cabalgan hacia Bifrost, el puente del arco iris, éste se agrietará y se romperá detrás de ellos. Garm, el perro del infierno frente a Gnipahellir, también conseguirá liberarse. Él se unirá a los gigantes de fuego en su marcha hacia Vigrid. Yggdrasil, el árbol del mundo, se sacudirá desde la raíz a la punta. Todo en la tierra, el cielo y Hel temblará.

Resultado final:

Se quemará el mundo entero con fuego. La muerte llegará a todos los seres en la Tierra. El sol se apagará y las estrellas desaparecerán de los cielos. Surgirán vapores tóxicos y las llamas estallarán, abrasando el cielo con el fuego. Finalmente, la tierra se hundirá en el mar. Después de la destrucción, una tierra nueva emergerá del mar, verde y justa. Los cereales madurarán en los campos que nunca fueron sembrados. El prado Iðavöllr, en el Asgard ahora destruido, no habrá sucumbido al final de todo. Unos pocos dioses y dos seres humanos escaparan a la destrucción del mundo, conseguirán repoblar el mundo humano. Después de todo, en este mundo nuevo, la maldad y la miseria no existirán más, los dioses y los hombres vivirán juntos en paz y armonía.

A correr fanático….. errrrrrr diezzzzzzzzzzzzz

viernes, 3 de diciembre de 2010

Escribeme C.... Carta de Julio Cortazar a Alejandra Pizarnik

París, 9 de septiembre de 1971

Mi querida, tu carta de julio me llega en septiembre, espero que entre tanto estás ya de regreso en tu casa. Hemos compartido hospitales, aunque por motivos diferentes; la mía es harto banal, un accidente de auto que estuvo a punto de. Pero vos, vos, ¿te das realmente cuenta de todo lo que me escribís? Sí, desde luego te das cuenta, y sin embargo no te acepto así, no te quiero así, yo te quiero viva, burra, y date cuenta que te estoy hablando del lenguaje mismo del cariño y la confianza –y todo eso, carajo, está del lado de la vida y no de la muerte. Quiero otra carta tuya, pronto, una carta tuya. Eso otro es también vos, lo sé, pero no es todo y además no es lo mejor de vos. Salir por esa puerta es falso en tu caso, lo siento como si se tratara de mí mismo. El poder poético es tuyo, lo sabés, lo sabemos todos los que te leemos; y ya no vivimos los tiempos en que ese poder era el antagonista frente a la vida, y ésta el verdugo del poeta. Los verdugos, hoy, matan otra cosa que poetas, ya no queda ni siquiera ese privilegio imperial, queridísima. Yo te reclamo, no humildad, no obsecuencia, sino enlace con esto que nos envuelve a todos, llámale la luz o César Vallejo o el cine japonés: un pulso sobre la tierra, alegre o triste, pero no un silencio de renuncia voluntaria. Sólo te acepto viva, sólo te quiero Alejandra.

Escribíme, coño, y perdoná el tono, pero con qué ganas te bajaría el slip (¿rosa o verde?) para darte una paliza de esas que dicen te quiero a cada chicotazo.

Julio

jueves, 2 de diciembre de 2010

Pornografia en letras, James Joyce a su esposa

Carta de James Hoyce a su esposa Nora

Dublin, Diciembre 9, 1909

Mi dulce y traviesa pajarita cogedora. Aquí está otro billete para comprar lindos calzones o medias o ligas. Compra calzones de puta, amor, y asegúrate de rociarles las piernas con algún agradable aroma y también de mancharlas un poquito atrás.

Pareces ansiosa de saber cómo recibí tu carta que dices es peor que la mía. ¿Cómo que es peor que la mía, amor? Sí, es peor en una o dos partes. Me refiero a la parte en la que dices que lo harás con tu lengua (no me refiero a que me chupes) y en esa amable palabra que escribiste bien grande y subrayada, pequeña canalla. Es excitante escuchar esa palabra (y una o dos más que no escribiste) en los labios de una chica. Pero prefiero que hables de ti y no de mí. Escríbeme una larga, larga carta, llena de esas y otras cosas, acerca de ti, querida. Ahora ya sabes cómo regalárme una erección. Dime las más pequeñas cosas acerca de ti tan detalladamente mientras sean obscenas, sucias y secretas. No escribas otra cosa. Deja a cada oración llenarse de sucias e impúdicas palabras y sonidos. Son lo más amo oír y ver en el papel, porque las más sucias son las más hermosas.

Las dos partes de tu cuerpo que hacen cosas sucias son las más amadas por mí. Prefiero tu culo, querida, a tus tetitas porque hace cosas más sucias. Si amo tanto tu coño no tanto por ser la parte de tu cuerpo que penetro, sino porque hace otra cosa sucia. Puedo pasar todo el día acostado putaneando mientras miro la divina palabra que escribiste, y la cosa que dices quisieras hacer con tu lengua. Desearía poder oír tus labios murmurando esas celestiales y excitantes palabras sucias, ver tu boca haciendo ruidos y sonidos sucios, sentir tu cuerpo culebreando debajo mío oír y oler los gruesos sucios pedos de niña irse pop pop fuera de tu hermoso culo desnudo de niña y coger, coger, coger el sexo de mi caliente villana, mi pequeña y cogedora pajarita, por siempre.

Estoy feliz ahora, porque mi putita dijo que quiere que lo hagamos por atrás, y quiere que la coja por la boca, y quiere desabotonarme y sacar mi petaca y chuparla como una teta. Más y más sucias que éstas cosas quiere ella hacer, mi pequeña y desnuda cogedora, mi pícara y culebreadora pequeña culeadora, mi dulce y sucia pedorrita.

Buenas noches mi pequeño coñito, me voy a acostar y jalármela hasta acabar. Escribe más y más sucio, querida. Hazle cosquillitas a tu pequeño pene mientras me escribes para que te haga decir peores y peores cosas. Escribe las palabras obscenas grandes y subrayadas y bésalas y ponlas un momento en tu dulce sexo caliente, querida, y también levanta un momento tu vestido y ponlas debajo de tu querido culito pedorreador. Haz más si quieres y mándame entonces la carta, mi querida pajarita cogedora de enojado trasero.

JIM

El Maestro doblegado por una salchicha

El filósofo más importante de la Modernidad considerado por muchos, es Emmanuel Kant. Educado en un ambiente luterano y con formación de los clásico en sus inicios. Ya desde muy temprano trabajaba como profesor particular, hasta lograr más tarde el título de Doctor en Filosofía, la cual ejerció como docente en la Universidad de Konigsberg. Entre sus obras más destacadas están Crítica de la razón pura, los Prolegómenos a toda metafísica del futuro, la Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres, Crítica de la razón práctica, la Crítica del juicio, entre otras.

Dejemos a un lado la vida de Kant y aboquémonos al día a día de este hombre. Una de las costumbres de este hombre era caminar todos los días, ahora pregunto ¿y qué tiene de malo caminar?, si todos camínanos, lo extremo de la práctica de Kant era que una vez almorzaba daba siempre su acostumbrado paseo, el cual siempre era el mismo, terminando en una taberna, donde pedía cerveza y salchichas. Un dia de eso, que uno siempre cree que será el mismo como el de ayer, llega como es normal, presenta su solicitud al dueño de la taberna, este último le expresa que no hay salchichas, el escuchar ese rotundo no hay salchichas, provoco en Kant un retorcimiento, un retorcijón de estomago, expresado mas luego en un malestar que le impidió dar las clases que tenía pautada en la universidad durante unas semanas.

Algunos sostiene que no decidió casarse para mantener ese estilo de vida, y tener en claro su costumbre de comer siempre las mismas salchichas y cervezas de todos los días.

Mi maestro de acabo la saLchicasssss.


A correr fanático

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cartas desde el infierno. ¿Le darias la peticion?,

De este escritor, Ramon Sampedro, solo conozco uno de sus dos libros: Cartas desde el infierno. Recrea una autobiografía de esa línea divisoria entre la vida y la muerte, donde nos hace reflexionar el estado emocional de una persona que se encuentra bajo la condición tetrapléjica, tras sufrir un accidente, al tirarse de cabeza al agua desde una roca, cuando este tenía la edad de 25 años.

Este fue el Testamento de Ramón Sampedro

"Señores jueces, autoridades políticas y religiosas:

Después de las imágenes que acaban de ver, a una persona cuidando de un cuerpo atrofiado y deformado -el mío- yo les pregunto: ¿Qué significa para ustedes la dignidad? Sea cual sea la respuesta de vuestras conciencias, para mí la dignidad no es esto. ¡Esto no es vivir dignamente!. Yo igual que algunos jueces y la mayoría de las personas que aman la vida y la libertad, pienso que vivir es un derecho, no una obligación. Sin embargo he sido obligado a soportar esta penosa situación durante veintinueve años, cuatro meses y algunos días. ¡Me niego a continuar haciéndolo por más tiempo!. Aquellos de vosotros que os preguntéis: ¿Por qué morirme ahora -y de este modo- si es igual de ilegal que hace veintinueve años?. Entre otras razones, porque hace veintinueve años la libertad que hoy demando no cabía en la ley. Hoy sí. Y es por tanto vuestra desidia la que me obliga a hacer lo que estoy haciendo.

I

Van a cumplirse cinco años que -en mi demanda judicial- les hice la siguiente pregunta: ¿debe ser castigada la persona que ayude en mi eutanasia? Según la Constitución española -y sin ser un experto en temas jurídicos- categóricamente NO. Pero el Tribunal competente - es decir, el Constituciona- se niega a responder. Los políticos - legisladores- responden indirectamente haciendo una chapuza jurídica en la reforma del Código Penal. Y los religiosos dan gracias a Dios por que así sea. Esto no es autoridad ética o moral. Esto es chulería política, paternalismo intolerante y fanatismo religioso.

II

Yo acudí a la justicia con el fin de que mis actos no tuviesen consecuencias penales para nadie. Llevo esperando cinco años. Y como tanta desidia me parece una burla he decidido poner fin a todo esto de la forma que considero más digna, humana y racional. Como pueden ver, a mi lado tengo un vaso de agua conteniendo una dosis de cianuro de potasio. Cuando lo beba habré renunciado -voluntariamente- a la propiedad más legítima y privada que poseo; es decir, mi cuerpo. También me habré liberado de una humillante esclavitud -la tetraplejia-. A este acto de libertad - con ayuda- la llaman ustedes cooperación en un suicidio -o suicidio asistido-. Sin embargo yo lo considero ayuda necesaria -y humana- para ser dueño y soberano de lo único que el ser humano puede llamar realmente "Mío", es decir el cuerpo y lo que con él es -o está- la vida y su conciencia.

III

Pueden ustedes castigar a ese prójimo que me ha amado y fue coherente con ese amor, es decir, amándome como a sí mismo. Claro que para ello tuvo que vencer el terror psicológico a vuestra venganza -ese es todo su delito-. Además de aceptar el deber moral de hacer lo que debe, es decir, lo que menos le interesa y más le duele. Sí, pueden castigar, pero ustedes saben que es una simple venganza -legal pero no legítima- ustedes saben que es una injusticia, ya que no les cabe la menor duda de que el único responsable de mis actos soy yo, y solamente yo. Pero, si a pesar de mis razones deciden ejemplarizar con el castigo atemorizador, yo les aconsejo -y ruego- que hagan lo justo: córtenle al cooperador/ra los brazos y las piernas porque eso fue lo que de su persona he necesitado. La conciencia fue mía. Por tanto, míos han sido el acto y la intención de los hechos.

IV

Srs. Jueces, negar la propiedad privada de nuestro propio ser es la más grande de las mentiras culturales. Para una cultura que sacraliza la propiedad privada de las cosas -entre ellas la tierra y el agua- es una aberración negar la propiedad más privada de todas, nuestra Patria y Reino personal. Nuestro cuerpo, vida y conciencia. -Nuestro Universo-". Señores Jueces, Autoridades Políticas y Religiosas: No es que mi conciencia se halle atrapada en la deformidad de mi cuerpo atrofiado e insensible, sino en la deformidad, atrofia e insensibilidad de vuestras conciencias.


Tras no recibir ninguna respuesta a su petición judicial para alcanzar poner fin a su vida, el 12 de enero de 1998 en Boiro, con la ayuda de su amiga Ramona Maneiro, muere por envenenamiento de cianuro potásico.


jueves, 25 de noviembre de 2010

Con los espejuelos de Sartre

"El estudio de la voluntad ha de permitirnos, al contrario, adelantarnos más en la comprensión de la libertad. Por eso lo que ante todo reclama nuestra atención es que, si la voluntad ha de ser autónoma, es imposible considerarla como un hecho psíquico dado, es decir, en-si. No podría pertenecer a la categoría de los "estados de conciencia" definidos por el psicólogo. En éste como en todos los demás casos comprobamos que el estado de conciencia es un mero ídolo de la psicología positiva. La voluntad es necesariamente negatividad y potencia de nihilización, si ha de ser libertad. Pero entonces no vemos ya por qué reservarle la autonomía. Mal se conciben, en efecto, esos agujeros de nihilización que serían las voliciones y surgirían en la trama, por lo demás densa y plena, de las pasiones y del "pathos" en general. Si la voluntad es nihilización, es preciso que el conjunto de lo psíquico lo sea también. Por otra parte, - y volveremos pronto sobre ello -, ¿de dónde se saca que el "hecho" de pasión o el puro y simple deseo no sean niihilízadores? ¿La pasión no es, ante todo, proyecto y empresa, no pone, justamente, un estado de cosas como intolerable, y no está obligada por eso mismo a tomar distancia con respecto a ese estado y a nihilizarlo aislándolo y considerándolo a la luz de un fin, es decir, de un no-ser? ¿Y la pasión no tiene sus fines propios, que son reconocidos precisamente en el momento mismo en que ella los pone como no-existentes? Y, si la nihilización es precisamente el ser de la libertad, ¿cómo negar la autonomía a las pasiones para otorgársela a la voluntad?"

Jean Paul Sartre
El ser y la nada

sábado, 20 de noviembre de 2010

Club Bilderberg, otra historia oculta

Resulta algo paradójico e incongruente hablar de organizaciones ocultas, por el hecho de llamar oculto a un sinnúmeros de prácticas que permanece vedado al publico saber, pero sabiendo el publico que existe aquello oculto, es como la curiosidad, sabemos que hay algo detrás de la puerta, solo que tenemos el deseo y la intriga de poder pasar los marcos que rodean ese paso entre el desconomiento y el saber, el poder visualizar un poco más de las practicas silenciosas que realizan sus miembros.

En algún momento hemos escuchado hablar de algunos círculos o grupos que trabajan o trabajaron bajo el amparo de ideales algo truculentos y siniestros, son muchos los ejemplos: Las Cruzadas, la sombra misteriosa de los Masones, la ETA, la sociedad esotérica de los Thule, la Cienciología, la New Ege, la operación “Caballo de Troya” de la KGB, La CIA con su proyecto secreto “Vision Remota”, Orden Hermética del Amanecer Dorado, Rosacruces, Sociedad de la luz interior, Sociedad Teosófica, Templo de Set, entre otras organizaciones y proyectos que subyacen bajo el patrocinio de una sombra que choca con nuestro deseo. Como expresé, tenemos poco conocimiento de estas organizaciones, hacemos grandes esfuerzo por saber más, pero son pocas las informaciones reales que nos llegan, porque muchas veces quienes suministran las informaciones de algún modo pertenecen a ellos y nunca se explayan ofreciendo las reales informaciones.

Hace poco leí el libro: La verdadera historia del Club de Bilderberg de Daniel Estulin, y le cuento que mientras más paginas iba tirando a la izquierda me hacia mas incrédulo o este escritor quiso hacer una novela donde ráfagas de ficción recreaban a dicho Club. Las informaciones que suministra nuestro escritor son de primera mano, hasta el punto que ha tenido grandes enfrentamientos con los miembros de dicho Club, que por cierto son los poderosos del mundo. Como él expresa en su introducción, que solo pretende contar parte de la verdad de la despiadada subyugación de la población por partes de estos gobernantes miembros del Club. Este Club tuvo su origen en el Hotel Bilderberg, en la cercanía de Amhem, el 29 y 30 de mayo de 1954. Entre los precursores tenemos al político polaco Joseph Retinger, Paul van Zeeland, Ernst van der Beugel, entre otros. Todos los presidentes de EUA desde Eisenhower han pertenecido al Club. Tony Blair, como la mayoría de los gobernantes ingleses. Por no decir todos, pero un gran gruesos de los medios de comunicaciones del mundo son parte de dicho Club. Para no hacerle larga la historia aquí le van algunos objetivos, aunque tienen como fin el control absoluto del mundo.

Objetivos:

1. Un solo gobierno planetario, con un solo mercando globalizado, un solo ejercito y una única moneda.

2. Una iglesia universal

3. Unos servicios internacionales que completaran la destrucción de cualquier identidad nacional a través del a subversión desde el interior.

4. El control total de la humanidad a través de los medios de manipulación mental. Este plan esta descrito en el libro Tecnotronic Era.

5. Una sociedad postindustrial de crecimiento cero, que acabara con la industrialización y la producción de energía eléctrica nuclear.

6. Crecimiento cero para destruir los vestigios de prosperidad y dividir a la sociedad en propietarios y esclavos.

7. Entre otros objetivos

Son más los objetivos macabros de esta sociedad, que es mejor que se compren el libro y lo lean, para que vean las personalidades que pertenecen a dicho Club.

A correr fanático

viernes, 19 de noviembre de 2010

La oscuridad no miente

"Me imagino el cielo sin mi, sin Dios, sin nada en general ni particular-no es la nada-. Para mi, la nada es otra cosa. Es la negación- de mi mismo o de Dios- : Dios y yo mismo no habiendo sido nunca; siempre habiendo sido nada (si no, la nada es tan solo una facilidad del juego filosófico)"

"La única oportunidad del pensamiento es construir, en lo sucesivo, el conjunto de las posibilidades que el movimiento de la historia ha suscitado, y de percibir la necesidad, el fin y la unidad de ese conjunto agotado"

La oscuridad no miente
Georges Bataille

jueves, 18 de noviembre de 2010

La lectura un acto del silencio

“El lector se transformó en el libro y la noche de veneno era como el ser consciente de ese libro” Wallace Stevens

La lectura en sus múltiples definiciones recrea una complicidad entre lo imaginario y la pluralidad primigenia de asociación individual del libro con aquel que la redescubre. Leer bien, si dejamos escurrir esta afirmación, es uno de los mayores placeres que nos deja saborear la soledad. La lectura te expulsa a la otredad, buscándote a ti mismo en cada deslizamiento de una página, en la imagen misma de un amigo, en la experiencia de una sociedad que te rodea. Cada lectura nos habitúa al cambio que se aproxima en nuestros ojos, si es que nos disponemos a ser esponja de cada instantes imaginario, para en suma, ser cómplice con el autor.

“Leemos no solo porque nos es imposible conocer bastante gente, sino porque la amistad es vulnerable y puede menguar o desaparecer, vencida por el espacio, el tiempo, la compresión imperfecta y todas las aflicciones de la vida familiar y personal” Harold Bloom. En cada instantes flujo y reflujo la expectativa de una entrega practica de la lectura solitaria, no como una empresa de orientación educativa, sino no como un recurso circunstancial, visible y necesario al mecanismo del esquema confidencial del ser humano. “No leáis para contradecir o impugnar, ni para creer o dar por sentado, ni para hallar tema de conversación o discurso, sino para sopesar y reflexionar” Sir Francis Bacon.

En definitiva, nos apropiamos de ese recurso para captar la instantaneidad del infinito o el instante fragmentado de los signos y símbolos que deja plasmado el escritor donde cada escritura es una experiencia distinta de lectura. Sin duda los placeres que adorna la lectura se declara más egoísta que sociales. Si procuramos fomentar un cambio en alguien con la lectura, creyendo que lo vamos a mejorar, imponemos una postura disolvente, tiránica, sin sentido, nos aventuramos a una manifiesta ilusión, desligada del realismo sintomático. “No trate de mejorar a tu vecino ni tu vecindario por las lecturas que eliges o cómo las lees”.

Tomemos la lectura como una disciplina implícita, como un instrumento cultivante. Cuando esta se adecua a nosotros, desmigaja, desnivela lo articulado de lo cotidiano, lo indeleble recrea indicios contemplativo, reflexológico. “Cuando oigo que un hombre tiene el habito de la lectura, estoy predispuesto a pensar bien de él” Nicolás Avellaneda

En hora buena lectores.

En memoria de Freddy Beras G.

Recuerde el alma dormida,
vive el seso y despierte,
contemplando
cómo se passa la vida,

cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el plazer,
cómo después, de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parescer,
cualquiera tiempo passado
fue mejor.

Y pues vemos lo presente
cómo en un punto s'es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por passado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio,
porque todo ha de passar
por tal manera.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros, medianos
y más chicos,
allegados son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

Copla a la muerte de Don Rodrigue Manrique

Jorge Manrique

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va
una estrella se ha perdido
la que ilumina el lugar
donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
se detienen los caminos
se empieza a revelar
el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
galopando su destino
empieza el alma a vibrar,
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va
se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va
queda un espcaio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Alberto Cortez