Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

lunes, 28 de junio de 2010

La prisión Judía

Traer por los pelos los recuerdos, el origen judío, es una de las vivencias que con persistencia, nos haces leer el periodista y ensayista francés Jean Daniel, el cual con una breve y profunda critica hace a su sangre, los judíos. Este escritor, quien bajo la tutela de las enseñanzas de progenitores ilustrados y republicanos, hecha por el borde los limites que le proporcionaba la tradición. Joven luchador, resistente, combatiente de la División de Lecler, educado en la escuela laica, reaccionario al decreto de Vichy, que despoja a los suyos de la nacionalidad otorgada por Benjamín Crémieux, y una pieza de la Resistencia gaullista para la liberación del país al que por lengua, cultura, ética y sentimiento pertenecía.

“Francés judío y anticolonialista: su posición marginal le situaba, por elección propia, fuera de este encierro en las estructuras identitarias, que en sus días denunció Sartre; de esas identidades fijas, a prueba de milenios, sobre las que ironizaba nuestro gran historiador Américo Castro, identidades que imponen al sujeto individual un determinismo histórico del que no pueda escapar so pena de convertirse en apestado y traidor”.

Con el tiempo de probar la experiencia que le otorga el diario vivir, se ve obligado a reconoce el fracaso de la razón o, al menos, la insuficiencia anémica histórica en que se han involucrado israelíes y palestinos. Siendo el centro de análisis de dos pueblos que se debaten extensiones de tierras históricas, trata de buscar en los textos sagrados la explicación de aquella enemistad bañada por los años. A esta búsqueda de textos sagrados, le da inicio a cada unos de los capítulos del libro. Su ensayo no solo se centra en la confrontación entre israelíes y palestinos, sino que también deja caer algunas rosas críticas al cristianismo, al sistema.

Antisemitismo, sionismo, nazismo, Dreyfus, los guetos, la Elección, la Shoah, la mitología de los judíos, entre otros temas, son los que abarca el escritor. El tema de la Elección es uno de los temas que más me atrajo, pues en el trata el cuestionamiento:” ¿Por qué, cuándo, cómo un individuo, un grupo, un pueblo, se creen elegidos?” “¿De dónde procede la idea y la expresión de pueblo elegido?

La Elección de Dios es así el fruto de la recompensa del merito de un pueblo y la constatación de la cobardía de todos los demás, que se convierten, a sus ojos, en inferiores” “Una vez más, el judaísmo es una llamada a la santidad. En este punto crucial, vuelve las mismas preguntas. ¿Ha investido Dios a estos hombres con una misión inhumana?”.

El periodista rebusca en las hojas que cubre la historia, hombres que de una forma hicieron hablar lo que había de si mismo a los hombres de Estados, religión y el común. Spinoza, Sartre, Levinas, Maimonides, Renan, Agustín, Dostoievski, Napoleón, Steiner, Lutero, Barth, entre otros no menos el pasado, que aun nos viven.

Jean Daniel deja caer lo que hay de por si en él, donde ve con lamento, el como los desmanes israelís toman con excusa nacional, el Holocausto, no como un accidente sino como fractura en la historia humana: como si la atrocidad concebida por un pequeño grupo de hombres nos hubiera arrojado a todos, y definitivamente, a la fatalidad del mal.

Os dejo en sus manos, este libro: La prisión Judía. Meditaciones intempestivas de un testigo.

viernes, 25 de junio de 2010

The God Delusion



El libro El espejismo de Dios o The God delusion del científico y ateo Richard Dawkins, no es mas que una propuesta en contra de status religioso de los diferentes grupos que tiene como argumento la creencia de un Dios personal y creador de todo. Fundamenta sus planteamientos en el determinismo dawinista donde eliminta toda racionalidad de la creencia de Dios.

Podría decir, que los primeros siete capítulos del libro están bien estructurados, de ahí hacia delante, es mas de lo mismo. Creo que cae en un vacío de motivación comparado con los primeros capítulos donde el autor comienza con todo su poder argumentativo a desmenuzar los grandes tratados religiosos en torno a Dios, el haber de las religiones.

"Cuando una persona sufre espejismos, eso se denomina locura. Cuando una persona sufre espejismo, eso se denomina Religión"

El sostiene que cuando un religioso se allegue al libro tal como él lo ha concebido tarde o temprano serán ateo, pero deja bien claro, que cuando un religioso es inmune en su fe, es muy difícil extirpar cualquier argumentación de lo ya establecido desde su infancia.

Os ahí le dejo. A los religiosos tengan paciencia, sé de antemano, que ya hay algunos que no gastarían su tiempo en leer a este tipo, como una vez me dijo un empleado y evangélico de una librería, que me dijo, que Dawkins es un ignorante, je je je, ¿ignorante? a las cosas de los ignorantes. Pero dejemos que sea usted el juez de este escrito.

lunes, 21 de junio de 2010

Nos veremos en el Infierno José Saramago

TOMADO DE EL PAIS.- Ni elogio fúnebre ni nota necrológica neutra. Fiel a su historia, el Vaticano ha dedicado ayer a José Saramago, fallecido el viernes a los 87 años en Lanzarote, un ataque denigratorio, una condena de un tono casi sarcástico, que suena casi a celebración por la muerte de uno de los intelectuales que más lúcidamente ha condenado los abusos cometidos en nombre de la religión y la hipocresía y contradicciones de la Iglesia de Roma. El artículo dedicado al autor de ‘Memorial del convento’ por el diario oficial de la Santa Sede, L’Osservatore Romano, se titula La omnipotencia (relativa) del narrador, está firmado por Claudio Toscani y mezcla reflexiones sobre su tarea de intelectual de izquierdas con descalificaciones del tipo “populista extremista”.

La pieza subraya la “ideología antirreligiosa” de Saramago, a quien define como “un hombre y un intelectual de ninguna capacidad metafísica, (y que vivió) agarrado hasta el final a su pertinaz fe en el materialismo histórico, alias marxismo”. Para añadir: “Colocándose lúcidamente de la parte de la cizaña en el evangélico campo de trigo, (Saramago) se declaraba insomne por las cruzadas, o por la inquisición, olvidando el recuerdo de los ‘gulag’, de las purgas, de los genocidios, de los ‘samizdat’ (panfletos de la Rusia soviética) culturales y religiosos”.

Por lo que respecta a la religión, continúa la nota, “uncida como estuvo siempre su mente por una desestabilizadora banalización de lo sagrado y por un materialismo libertario que cuanto más avanzaba en los años más se radicalizaba, Saramago no dejó nunca de sostener una simplificación teológica inquietante: si Dios está en el origen de todo, él es la causa de todo efecto y el efecto de toda causa”.

viernes, 18 de junio de 2010

In Memoriam

"No creo en dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en dios, no lo necesito y además soy buena persona".

José Saramago

sábado, 5 de junio de 2010

Argumentando

1. Argumento de la devastación incompleta: Un avión se estrella matando a 143 pasajeros y a la tripulación. Pero sobrevive un niño con solo quemadura de tercer grado. Por lo tanto, Dios existe.

2. Argumento de los mundos posibles: Si las cosas hubieran sido distintas, las cosas deberían ser distintas. Eso podría ser malo. Por lo tanto, Dios existe.

3. Arguemento de la voluntad absoluta: !Creo en Dios! !Creo en Dios! Creo, creo, creo. !Creo en Dios! Por lo tanto, Dios existe.

4. Argumento de la no-creencia: La mayoría de la poblacion del mundo no cree en el cristianismo, Esto es justo lo que Satán pretende. Por lo tanto, Dios existe.

5. Argumento de la experiencia tras la muerte: La persona X muere como ateo. Ahora se da cuenta de su error. Por lo tanto, Dios existe.

6. Argumento del chantaje emocional: Dios te quiere. ¿Cómo puedes ser tan cruel como para no creer en El? Por lo tanto, Dios existe.

Godlessgeeks.com
The God Delusion
Richard Dawkins

jueves, 3 de junio de 2010

Sueños y fantasmas

"Hablar de existencias inmateriales es lo mismo que hablar de (nada). Decir que el alma humana, los ángeles, Dios, son inmateriales es decir que son nada, o que no hay Dios, ni ángeles, ni alma. No puedo razonar de otra forma... sin caer en el abismo impenetrable de los sueños y fantasmas. Estoy satisfecho y lo bastante ocupado con las cosas que existen, sin atormentarme o preocuparme a mí mismo sobre aquellas que podrían ser pero de las que no tengo evidencia"

Thomas Jefferson

Biografía de Thomas Jefferson
Christopher Hitchens

miércoles, 2 de junio de 2010

Espectro de probabilidades

1. Fuertemente teísta. Cien por ciento de posibilidades de la existencia de Dios. En palabras de C. G. Jung, "Yo no creo, yo sé"

2. Posibilidades muy altas de la existencia de Dios, pero inferiores al cien por cien. Teísta de facto. "No puedo asegurar que sea ciento, mas creo firmemente en Dios y vivo mi vida en la suposición de que él está ahí"

3. Al menos el 50 por 100 de posibilidades. Al menos del 50 por 100 de las posibilidades. Técnicamente agnóstico, pero mas inclinado hacia el ateísmo. "Estoy muy dudoso, pero me inclino a creer en Dios"

4. Exactamente el 50 por 100 de las posibilidades. Agnóstico completamente imparcial. "La existencia y la inexistencia de Dios son exactamente equiprobables"

5. Al menos del 50 por 100 de las posibilidades. Técnicamente agnóstico, pero mas inclinado hacia el ateísmo. "No sé si Dios existe, aunque me inclino mas a ser escéptico".

6. Muy pocas probabilidades, pero mas que cero. Ateo de facto. "No estoy totalmente seguro, mas pienso que es muy improbable que Dios exista y vivo mi vida en la suposicion de que El no está ahí".

7. Fuertemente ateo. " Sé que no hay Dios, con la misma convicción con la que Jung "sabe" que hay uno"

The God delusion
Richard Dawkins