Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

viernes, 19 de julio de 2013

Montaigne

Independientemente de ser una biografía inacabada, a raíz de la trágica partida de Stefan Zweing en 1942, cabe destacar que este texto: Montaigne  muestra una vez más la agudeza y sutileza que tuvo Zweing al momento de llevar a cabo en extractada cuenta toda la vida de un hombre como lo fue Michel Eyquem de Montaigne. 

La lucidez y penetración con que nos lleva de la mano Stefan Zweing, puntualizando aspectos sociológicos, personales, y la psicológicos misma del personaje, lo hacen así mismo a aparentarse con el filosofo y hombre de Estado Montaigne, quien éste buscando la paz, se ausenta del bullicio que da la sociedad para aposentarse en la cúspide de su palacio en las afueras, para tener el menor contacto, así mismo. “Solo aquel que tiene que vivir en su alma estremecida una época que, con guerra, la violencia y las ideologías tiránicas, amenazan la vida del individuo, y en esta vida, su más preciosa esencia, la libertad individual….”

Escrita de una manera clara y sencilla, como lo fue siempre el escritor, es un libro con apenas cien páginas que desde principio nos hace la más entera invitación  a conocer de este escritor, que es accesible a cualquier persona y cualquier época, así como son: Homero, Balzac, Goethe, Tolstoi, Shakespeare y otros. No encontraremos más que la trayectoria personal e intelectual de Montaigne en toda la extensión de la voluntad, libertad,  amor,  familia,  política,  soledad, la vida misma.

El autor de los Ensayos, Michel Eyquem de Montaigne, con su escrito nos hace mantener en el carril de la propia independencia de una sociedad, que al igual que la nuestra, esta sucumbida por los afanes políticos, enfermedades, vanidad, la pérdida de valores, la falta de una conciencia del yo como ente que aporta, donde las arbitrariedades de una sociedad brutal la hacen comerse unos a otros. Montaigne siendo heredero de una fortuna, no escatimo esfuerzo por dejarse arropar por los afanes propios de la fortuna, más bien procuró encerrarse entre libros y ver desde la altura el canibalismo humano propio de modus vivendi de aquel entonces. “la firme e inquebrantable voluntad de preservar la libertad individual y la independencia de pensamiento y acción frente a imposiciones coactivas, convenciones sociales y corsés intelectuales”

Lo único que podríamos lamentar del texto de Zweing es no haberlo concluido, pues como dije anteriormente, no pudo ver su consumación por la muerte del escritor. Lo demás solamente contentarnos con otra obra magistral.
Os dejo en sus manos.