Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

jueves, 11 de julio de 2013

Julia Navarro regresa con una novela familiar que parte de la Rusia del XIX


Madrid, 11 jul (EFE).- "Dispara, yo ya estoy muerto" es el título de la quinta novela de Julia Navarro, que se traslada en esta ocasión a la Rusia zarista del siglo XIX para contar la historia de una familia, un libro que se publicará a comienzos de septiembre, según ha anunciado hoy la editorial Random House Mondadori.
La novela, que llega dos años y medio después de "Dime quién soy", será publicada a la vez en papel y en formato digital por Plaza &Janés y Rosa dels Vents y tendrá una edición en español para Estados Unidos bajo el sello Vintage, de Penguin Random House.
Asimismo, se publicará en septiembre en Círculo de Lectores y en otoño llegará a las librerías de Argentina, Chile, Uruguay, México y Colombia.
"Dispara, yo ya estoy muerto" es una historia ambiciosa que se inicia en San Petersburgo a finales del siglo XIX, donde viven los Zucker, una familia judía que es expulsada y que se traslada a Jerusalén.
Será el principio de un periplo que les llevará a Varsovia, París, Madrid o Toledo y que se extiende hasta 1948.
Es, sobre todo, "una novela de personajes, prisioneros de las circunstancias y del tiempo histórico que les ha tocado vivir. Víctimas, en muchas ocasiones, de las decisiones tomadas por otros", señala la nota de la editorial.
Y la autora (Madrid, 1953) afirma: "Algunos personajes forman parte ya de mi historia personal, viven conmigo y me han enseñado muchas cosas".
"Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse uno mismo es muriendo o matando..." es la frase de inicio de una novela que espera conseguir el mismo éxito de los trabajos anteriores de Navarro.
El debut en la literatura de esta periodista se produjo con "La hermandad de la Sabana Santa", a la que siguieron "La Biblia de barro", "La sangre de los inocentes" y "Dime quién soy", que superó el millón de ejemplares en todo el mundo.

No hay comentarios: