Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

viernes, 4 de mayo de 2012

Poder terrenal. Religión y Política en Europa.

En el libro que nos ocupa, que es igual decir, el libro que nos hace mirar atrás, es un cuadro del pasado que de manera estacionaria enraíza nuestro presente, pues un análisis al mismo nos demuestra que en el aspecto religioso, esta siempre ha querido custodiar  y mantener un papel preponderante en devenir de los tiempos y la sociedad.
 
A partir del eje expresivo y revelador con que Michael Burleigh expone la historia de manera magistral, tal como un acontecimiento que engrana todo un sistema encadenado, y que va mas allá del espacio-tiempo que desarrolla el escritor, ofrece como característica esencial, que la historia es un juego que se re-transforma con los actores, apoyándose en las acciones revisionistas de los hombres actuantes.

“Dado que en la historia del laicismo europeo hay periodos oscuros, incluido un genocidio cometido en nombre de la Razón, quizás las personas religiosas deberían mostrarse menos a la defensiva de lo que suelen frente a los ataques de racionalistas académicos airados y vulgares”

La intencionalidad del escritor, con respecto al armazón del libro: Poder Terrenal. Religión y política en Europa. De la Revolución Francesa a la primera guerra mundial viene dada en la misma introducción: “La intención original era analizar algunas religiones políticas, sobre todo los cultos cívicos de los jacobinos durante la Revolución Francesa y las festividades y espectáculos no menos extraños de los bolcheviques, los fascistas y los nacionalista” Pero, en efecto, la multiplicidad de acontecimientos históricos desbordaron la reconstrucción de un pensamiento o de una estructura, que ya tenía prevista en sus investigaciones, dando al traste de dependencia de los temas políticos –religiosos.

Si bien esa armonía entre Política y Religión se ha visto como matrimonio inseparable, como así lo demuestra Burleigh, no es menos cierto que ambas siempre han codiciado el poder, como elemento unidimensional que posibilita el control de los hombres. En tal virtud, es que en el desarrollo del libro, vemos como los actores en que se despliega el libro buscan de todo forma recrear una simbiosis o una mezcolanza, mejor dicho, de elementos de ambos temas. Naciones donde históricamente el papel de la religión oficial jugaba un papel, dejan a un lado dicha religión, así propugnando tomar elementos razonables para la idealización divina en el hombre o apostar al laicismo. “La religión civil significa la incorporación a la cultura política de una alusión religiosa mínima, especialmente en sociedades, como Estados Unidos, donde existe una separación constitucional de la Iglesia y Estado”

Como expresara un escritor: Leer siempre envuelve una aventura. De alguna forma este libro pinta todo un panorama de complejidades histórico – institucional, teniendo como fondo la política y la religión desde la Revolución Francesa hasta la Gran Guerra. Además la lectura de este libro desdobla los disímiles credos, que de alguna manera rebuscaron desplazar al cristianismo. Métodos que van desde la violencia, como los practicados por los jacobinos. Socialismo o por defecto, liberalismo. De todas formas, más que estas breves notas, que no son abarcadoras, debemos ir más a fondo a personalidades representativas de movimientos como: Saint-Simon, Robert Owen, Joseph de Maistre, entre otros.

Si queremos ser mas abarcadores, es tiempo de recomendarte que te de una hojeadas al libro.

Os recomendamos

No hay comentarios: