Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

miércoles, 2 de mayo de 2012

La Feria Internacional del Libro de Bogotá cierra a ritmo de samba y carnaval

Con la samba y el carnaval, Brasil imprimió el martes su sello al cierre de la XXV Feria Internacional del Libro de Bogotá, vitrina que como país invitado de honor aprovechó para abrir un resquicio en la barrera idiomática que lo ha aislado del resto de Latinoamérica.

En esta edición fueron más de 415.000 personas las que se sumergieron entre los miles de libros a su disposición y recibieron a escritores como los estadounidenses Gay Talese ("La mujer de tu prójimo"), Jonathan Safran Foer ("Comer animales") o el colombiano afincado en México Fernando Vallejo ("La virgen de los sicarios").
Con sus 3.000 m2, en el recinto ferial destacó el pabellón de Brasil, que fue visitado por más de 300.000 lectores y que vendió más de 6.500 ejemplares desde la inauguración del 18 de abril por el presidente Juan Manuel Santos y la ministra de Cultura de Brasil, Ana de Hollanda.

"Lo que queríamos era acercarnos culturalmente más a Colombia aprovechando el muy buen momento económico y político que hace cerca de dos años hay entre los dos países", dijo a la AFP Rodrigo Almeida, agregado cultural de la embajada brasileña en Bogotá.

Por ello, en esta ocasión Brasil sólo trajo a la Feria de Bogotá libros que el comprador podía adquirir en portugués o español. "La condición era que los escritores hubieran sido traducidos al español", puntualizó Almeida. Pero el déficit de producción literaria brasileña traducida al castellano es muy elevado por lo que Brasil tiene desde hace dos años un programa de becas para formar traductores.
Brasil, que en 1995 participó por primera vez como invitado de honor de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en esta ocasión no se limitó a colocar en la estantería unos 800 títulos de 27 editoriales. También desplazó a 50 escritores, que ofrecieron conferencias y realizaron conversatorios con los asistentes a una de las citas literarias más importantes de América Latina.

La escritora Nélida Piñón, el novelista Lêdo Ivo, el cuentista y periodista Eric Nepomuceno, el periodista Fernando Morais, el escritor e ilustrador Roger Mello, el poeta Affonso Romano de Sant'Anna, el novelista Rodrigo Lacerda, y el escritor de libros para niños Ziraldo Alves Pinto fueron algunos de los exponentes de las letras brasileñas que visitaron Bogotá.

El espíritu de la cultura del gigante sudamericano trascendió la tinta y el papel presentando una variada muestra de música y danza, con cerca de 100 artistas que desfilaron por escenarios fuera del recinto de Ferias y Exposiciones, donde, en 58.000 metros cuadrados, se congregaron más de 500 expositores nacionales y extranjeros. "Esta feria era una oportunidad muy grande para mostrar a Brasil", indicó Almeida.

En diferentes escenarios de Bogotá, a lo largo de estas dos últimas semanas, desfilaron gratuitamente nuevas figuras de la música popular brasileña, hubo presentaciones de capoeira y de danza contemporánea con el reconocido grupo Cisne Negro, música de cámara y una muestra de la vasta cinematografía brasileña.

El broche de cierre lo puso una alegoría del Carnaval de Rio de Janeiro, verdadero emblema de Brasil en el mundo, con una veintena de bailarines que convirtieron los pasillos de la feria en un sambódromo. En cuanto a los resultados comerciales, se calcula que se alcanzaron los 20,4 millones de dólares en negocios durante los tres días que reunieron a 100 compradores de 18 países de Iberoamérica más Estados Unidos y Francia.

Esta cifra es superior a los 19,1 millones de dólares que sumó la feria en 2011, explicó la organización en un comunicado. "El balance de Brasil todavía no lo tenemos. La Cámara Brasileña del Libro, que es la encargada de la parte comercial, nos ha dicho que los negocios van muy bien, y que ha sido una gran oportunidad para los editores brasileños", concluyó Almeida.

No hay comentarios: