Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

lunes, 4 de junio de 2012

Fallece la musa catalana de Hemingway en "Por quién doblan las campanas"

Barcelona, 4 jun (EFE).- Maria Sans, la mujer en la que se inspiró el escritor Ernest Hemingway para el personaje de María en la novela "Por quién doblan las campanas", ha fallecido en la localidad barcelonesa de Mataró, a los 91 años.

Sans nació en la población leridana de Arbeca en 1920, donde vivió hasta los seis años, cuando su familia se trasladó a Mataró.

En esta ciudad de la costa mediterránea, la jovencísima Maria conoció al famoso escritor mientras trabajaba como enfermera en un hospital en el que se atendía a los brigadistas internacionales que combatían en el bando republicano durante la Guerra Civil.

Con anterioridad, Sans había trabajado en una fábrica textil, que dejó para ser enfermera en el citado hospital, donde la mayor parte de médicos y sanitarios eran profesionales extranjeros que precisaban personal auxiliar.

En el hospital, según el escritor Josep Puig, Maria Sans se enamoró de un brigadista sueco que conducía una ambulancia con heridos del frente, pero la retirada de las Brigadas Internacionales del conflicto bélico y, después, la II Guerra Mundial, hizo imposible el reencuentro.

Ernest Hemingway, en su novela "Por quién doblan las campanas", sitúa un personaje llamado María, una enfermera voluntaria en la guerra española del que se enamora el personaje principal, el brigadista estadounidense Robert Jordan, con quien mantiene una aventura amorosa que acabará trágicamente con la muerte de este.

Hemingway la describe como una joven bonita, abnegada y servicial, unas cualidades que debía tener Sans, a la que hasta hace poco no se había relacionado con el personaje de ficción de la famosa novela.
Fue el arquitecto catalán Agapito Borràs quien investigó y consideró que la catalana podía ser la María de Hemingway, en un artículo-teoría que publicó en 1996 en el diario La Vanguardia.

Recordada por esta circunstancia por medios locales de Mataró y también por el Ayuntamiento de Arbeca con motivo de su deceso, la antigua enfermera fue enterrada la pasada semana.