Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

martes, 25 de septiembre de 2012

Libros en busca de una segunda vida

Es uno de los clásicos de las fiestas de la Mercè, aunque no aparece en su apretado programa de actos. Pero los amantes de los libros saben que tienen una cita en el céntrico paseo de Gràcia durante la Feria del Libro de Ocasión Antiguo y Moderno. Este año cumple 61 ediciones ininterrumpidas con la intención de dar una segunda oportunidad a miles de libros que parecen condenados a no ser leídos nunca más.

Durante los 18 días de feria, se rendirá homenaje al escritor Enric Casasses, al artista recientemente fallecido Antoni Tàpies y a la dibujante Pilarín Bayés, que ha realizado el cartel con sus clásicas figuras. Los organizadores esperan que 500.000 personas visiten la feria hasta el 7 de octubre. Albert Obradors, presidente de la feria, explicó durante la inauguración que los cerca de 100.000 libros que se ofrecen en las casetas (las mismas que en la edición anterior) provienen de librerías de viejo catalanas, pero también de Madrid, Granada, Valencia y Pamplona, que han ocupado la parte baja del paseo. Los visitantes también podrán ver la exposición Antoni Tàpies, amic dels llibres, formada por una cincuentena de libros, carteles y fotografías sobre el artista.
Según Obradors, la feria más antigua de Europa en su estilo, sirve para “aumentar la visibilidad de las librerías de viejo, grandes desconocidas por el público general”.

En la cita, donde se exponen 100.000 libros, el sector factura el 20%

Entre los miles de libros, carteles y revistas apilados en armarios, estantes y cajones que hacen las delicias de los aficionados que buscan libros descatalogados y joyas bibliográficas que no se pueden localizar en ningún otro lugar, Obradors destacó como especiales el manuscrito de La emparedada de Burgos, de Ramón Gómez de la Serna; la obra Novísimo glosario de Eugenio d’Ors, del propio autor, y un ejemplar de la revista Cu-cut. Enric Casasses, premio nacional de literatura 2012, fue el encargado de realizar el pregón, en el que repasó su infancia y adolescencia literaria para acabar asegurando que “cada libro puede ser una bomba”.

La inauguración corrió a cargo de Jaume Ciurana, quinto teniente de alcalde de Barcelona, quien valoró que el primer acto de las fiestas de la Mercè esté relacionado con los libros, ya que Barcelona “ama la literatura y la cultura”. Ciurana añadió que “la ciudad tiene ambición de capital literaria, de escritores, y vocación de capital de editorial”. En su opinión, las librerías de viejo no solo difunden la cultura, sino que forman parte del patrimonio. Los organizadores esperan que de los miles de personas que estos días pasen por el paseo, al menos 40.000 compren alguno de los libros, que tienen precios tan variados que pueden ir desde uno hasta 12.000 euros. De hecho, la facturación de la feria representa el 20% de la de todo el año.

El País

No hay comentarios: