Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

martes, 21 de mayo de 2013

Gente de la Edad Media


Si por el termino de Edad Media implica una parálisis del progreso, como así sostienen algunos historiadores, y aun mas el atributo de ser usado por primera vez por el historiador Flavio Biondo, no es menos cierto, que el libro en cuestión a analizar, va mas allá de los acontecimientos a que nos hemos acostumbrado a escuchar sobre este espacio de la historia.

Gente de la Edad Media del escritor francés Robert Fossier es un estudio atípico del hombre de la Edad Media, mas que presentar la historia que pululaba en el ambiente publico, va mas allá, a lo privado:"Una idea muy arraigada entre los historiadores, sobre todo los que se ocupan de la Antigüedad, es la de oponer en todos los ámbitos públicos, que se refiere a la masa, y lo privado, que incumbe al individuo" En pocas palabras, el escritor hace un manifiesto, mas que hablar de los acontecimientos puramente publico del hecho histórico, vamos a enfocarnos de aquellos hechos que nos parecen ausente, pero que en nuestra época aun asumimos alguna postura de aquel entonces.

Robert Fossier, siendo un archivista y especialista de la Edad Media  estudia la forma de pensar del hombre medieval, buscando en el interior del hombre que pensaba de si mismo, de su entorno, de las actitudes, de las reglas que regían la vida, la religion, el sexo, la mujer, los hijos, del extranjero, especialmente de los infieles, de los poderosos, de Dios." Para Fossier el hombre no es mas que un animal, tal vez con ciertas dotes especiales que no son en absoluto de origen divino y que tampoco lo hacen, en muchos aspectos, muy distinto de los demás animales"

A mi juicio, el texto, indudablemente esta plagado de hechos históricos, que nos ayudan a visualizar esa etapa de la vida, pero hay momentos donde el autor va ahondando en el texto, nos suelta a la ligera, nos va introduciendo en alguna reflexión, pero de buena a primera da por cerrado, o sino, nos dice, en una ocasión mas adelante hablare del mismo. La intención es valida, pero llevarme de la mano, para mas luego soltarme, resulta algo incomodo. Con esto,no establezco que sea malo el texto, sino que analiza y no concluye, pregunta y no responde, dejándonos a la suerte de las respuestas, como así ocurre con otras parte del libro.

Me iría por la opinión de un critico, es interesante, en momentos desconcertante, revelador, transgresor, frustrante a veces, que en ocasiones nos mueve a dejarlo, aunque el escritor diga: imprescindible “A pesar de la convicción que manifiestan casi todos los historiadores medievalistas, estoy convencido de que el hombre medieval, somos nosotros”.

En sus manos
¡¡¡¡¡¡¡¡


No hay comentarios: