Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

martes, 14 de mayo de 2013

El nobel Mo Yan, al frente del Centro de Escritura de la Universidad de Pekín

Pekín, 14 may.- El Premio Nobel de Literatura 2012, Mo Yan, ha sido nombrado director del Centro de Escritura Internacional de la Universidad Pedagógica de Pekín, en la que él mismo estudió, y desde donde enseñará a los alumnos el oficio desde la creatividad.

Mo manifestó sus deseo de enseñar a sus alumnos a ser creativos después de que se conocierChina, según publica la agencia oficial Xinhua.
a su nombramiento, y agregó que "formar" a los escritores ha sido siempre un tema "controvertido" en

"Los tiempos están cambiando. Ya no es tan difícil intentar escribir en el campus. Muchos, además, consiguen escribir y sacar muy buenas notas a la vez", destacó Mo, el único escritor que China reconoce como ganador del Nobel, ya que Gao Xingjian, nacido en el país asiático pero nacionalizado francés, recibió el mismo premio en 2000.

Para Mo, "escribir y terminar los estudios son asuntos conciliables e, incluso, complementarios", al tiempo que consideró que "practicar la escritura ayudará a los estudiantes a alcanzar un mejor entendimiento de la literatura tanto clásica como contemporánea".

Nacido en el seno de una familia humilde en la provincia oriental de Shandong en 1955, Mo, quien tuvo que dejar la escuela a los 11 años para ayudar a sus padres, obtuvo un máster en Literatura y Arte en la Universidad Pedagógica en 1991, diez años después de que sus obras se hiciesen populares en el país asiático.

Autodidacta y ávido lector, Mo Yan -pseudónimo que significa "No hables"- también apostó por que el centro que dirigirá a partir de ahora sea un punto de "intercambios académicos internacionales".
Aseguró que, para ello, serán invitados con frecuencia a la Universidad, inaugurada hace más de un siglo, escritores, poetas, traductores y sinólogos de todo el mundo.

El autor de "Sorgo rojo", "Las baladas del ajo" o "La vida y la muerte me están desgastando" insiste en que, no obstante, el objetivo fundamental será "convertirse en una base de educación literaria para los escritores chinos".