Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

jueves, 23 de agosto de 2012

Un libro propone legalizar el comercio de cuernos de rinoceronte

JOHANNESBURGO (Reuters) - Casi dos rinocerontes se cazan en Sudáfrica al día para satisfacer la creciente demanda asiática de sus cuernos que valen en la actualidad más que su peso en oro.

Con una cifra de cerca de 300 muertes en 2012, parece que Sudáfrica perderá más de los 448 rinocerontes que murieron el año pasado a manos de cazadores furtivos.

Contra esta carnicería, Clive Walker, uno de los ecologistas más respetados de Sudáfrica, y su hijo Anton, argumentan en el libro "The Rhino Keepers" que la comunidad global debería considerar seriamente levantar la prohibición del comercio del cuerno de rinoceronte.

Como en la "Guerra contra la droga" estadounidense, prohibir la venta del cuerno de rinoceronte no ha impedido que la gente quiera adquirirlo y esté dispuesta a pagar precios muy altos.

Clive Walker habló con Reuters sobre el reciente lanzamiento del libro.

P: ¿Qué te movió a escribir el libro y a darle el enfoque que le diste?

R: "Quise enfocarlo con la mente abierta y de forma neutral porque el tema es muy sensible, muy controvertido".

P: La crisis está en auge ¿Crees que los rinocerontes podrían llegar a extinguirse durante nuestras vidas?

R: "La especie llegó casi a extinguirse y fuimos capaces de evitarlo. Si los rinocerontes continúan disminuyendo a la velocidad a la que lo están haciendo ahora será difícil de decir en qué punto tendrá lugar la extinción. Hay al menos 21.000 rinocerontes blancos y al menos 4.800 rinocerontes negros".

"Así que la preocupación no es tanto una extinción inminente de la especie como el nivel de crimen que envuelve al comercio del cuerno de rinoceronte y que está creciendo de forma dramática en términos de costes, y si Sudáfrica, que es el hogar de la mayoría de los rinocerontes del mundo, llegará a sobreponerse".

"Es enorme y estamos hablando de un país con inmensos problemas sociales y con un Gobierno que trata de lidiar con ellos además de enfrentarse al crimen que gira en torno a un producto que se demanda en un país muy, muy alejado".

P: ¿Qué es necesario hacer?

P: "Anton y yo creemos que tiene que haber una cooperación a todos los niveles. Lo único que ha hecho esta crisis es juntar a gente que no está necesariamente en el mismo campo. Pero están hablando sobre rinocerontes y eso es bueno".

"Nos enfrentamos a los efectos, pero no nos dirigimos a la causas. No sabemos suficiente sobre el mercado. Se necesita mucha más atención sobre los países consumidores como Vietnam o China. Se necesita un gran pacto con estos países. El uso del cuerno de rinoceronte ha existido durante cientos de años si no durante miles".

"Hay una percepción occidental de qué es lo que se debe hacer. Pero uno necesita hablar con la gente de donde va a parar el cuerno de rinoceronte. Hay otros factores que necesitan ser tomados en consideración que son culturales y espirituales. Estamos apagando el fuego con gasolina".

P: ¿Cuál es tu próximo proyecto?

R: "Estoy muy preocupado sobre la cuestión del agua en Sudáfrica. Estoy interesado en la historia del río Limpopo. Nace en Johannesburgo y la mayoría de la gente no lo sabe".

"He estudiado el río durante los últimos 30 ó 40 años y lo he recorrido desde su nacimiento hasta su desembocadura. Atraviesa o toca a tres parques nacionales, dos parques fronterizos internacionales, y de él dependen millones de personas. No es un río perenne, pero es uno de los más bonitos, mide 1.700 kilómetros de longitud y afecta a cuatro países".

/Por Ed Stoddard/

No hay comentarios: