Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

jueves, 9 de agosto de 2012

Mentiras de verano

«El día en que dejó de querer a sus hijos...» Así comienza el relato de una mujer que comprende que lo que ha dado sentido a su vida ya no funciona. Se pone a buscar y encuentra al hombre del que se enamoró cuando era una estudiante y por el que fue correspondida. ¿Tomó entonces la decisión equivocada? Un hijo quiere saber, de una vez por todas, quién es su padre y emprende un viaje con él. Un hombre que padece una enfermedad incurable organiza un veraneo con su familia, cuando la vida aún le resulta hermosa y antes de entregarse a la muerte. Un pasajero de un vuelo oye la confesión vital de su vecino de asiento, ¿o no son más que puras patrañas? ¿Por qué intenta un hombre joven, padre de una niña, alejar a su exitosa mujer del mundo? ¿Qué lleva a un amante a mentir una y otra vez a su amada y a perderla y perderse él mismo con sus mentiras? ¿Cómo librarse de las ataduras que mantienen a alguien ligado a su antigua vida cuando un amor en la madurez promete una vida nueva? Ir descubriendo cuidadosamente las mentiras con las que vivimos es el núcleo central de estos hermosos relatos melancólicos y sin concesiones.

«Las siete miniaturas en prosa son ligeras y elegantes, con unos diálogos intensos y coherentes desde el punto de vista psicológico» (Weser-Kurier).

«Bernhard Schlink ha escrito unos relatos espléndidos. La simple lectura de los siete nos brinda un cine de primera. Las imágenes coloridas de la pantalla grande son imponentes, pero llevar en el bolsillo una buena historia es aún mejor» (Brigitte).

«Mentiras de verano es una obra literaria magníficamente lograda, a la que no deberíamos renunciar este verano» (Südwestrundfunk).

«Bernhard Schlink se sumerge hasta el fondo y nos ofrece exquisitas piezas de cámara finamente matizadas» (Focus).

«El autor narra con sensibilidad y contención; con un lenguaje sobrio y carente de adornos consigue conmover y provocar empatía. Conoce bien su oficio. Nos roba todas las ilusiones excepto una: que la verdad existe» (Jörg Magenau, Süddeutsche Zeitung).
PRIMERAS PÁGINAS
TEMPORADA BAJA

1
Tuvieron que separarse frente al control de equipajes, pero como en aquel pequeño aeropuerto todos los mostradores y los puestos de control se hallaban en el mismo recinto, pudo seguirla con la vista mientras ella colocaba la maleta en la cinta transportadora, atravesaba el arco detector, enseñaba su tarjeta de embarque y era conducida al avión. Él estaba justo detrás de la puerta de cristal que daba a la pista.
Tras cada uno de esos movimientos, ella se daba la vuelta y le saludaba con la mano. En la escalerilla del avión se volvió por última vez, sonrió y lloró, y se llevó la mano al corazón. Cuando desapareció en el interior del aparato, él siguió agitando la mano en dirección a las ventanillas, sin saber si ella lo seguiría viendo. Después, los motores se pusieron en marcha, los propulsores giraron, el avión rodó por la pista, fue acelerando y se elevó.

No hay comentarios: