Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

lunes, 17 de febrero de 2014

Inquieto

Inédito hasta ahora en castellano, «Inquieto» es un arriesgado e inclasificable texto de uno de los autores más significativos de la literatura de vanguardia norteamericana.

Es también una original celebración del «Bloomsday», que se festeja cada 16 de junio en honor de Ulises, de James Joyce.

Prologado por Esteban Pujals, profesor de Literatura Inglesa en la Autónoma, incluye un ensayo de la crítica Marjorie Perloff, quien afirma que «estamos ante una obra que confiere al acto de "entregarse" toda una nueva dimensión».


Kenneth Goldsmith (NY, 1961), autor de una decena de libros, es el fundador y editor de UbuWeb, el archivo más extenso de arte, literatura y cine en Internet.

Según Marjorie Perloff, prestigiosa ensayista y crítica del Times Literary Suplement (TLS) y autora de Unoriginal Genius, Inquieto acepta el reto de abrir nuevos caminos del arte de la escritura tras el eco de autores como Samuel Beckett y Georges Perec, pero también del fotógrafo Eadweard Muybridge: «No es ficción literaria, sino, más bien, poésie verité -concluye Perloff-; un registro documental del despertar de una persona una mañana cualquiera».

«¿Prosa, poesía -se pregunta el reconocido editor y profesor Esteban Pujals en el prólogo- o una alternativa a esa alternativa? Consigue otra cosa, lo nunca visto, y además con gracia y con distingo».

«El punto de partida  de Inquieto -explica por su parte el autor- era registrar todos los movimientos que realizara mi cuerpo un 16 de junio (Bloomsday, en honor a Ulises, de Joyce) entre las 10 de la mañana y las 11 de la noche.»

Así, Goldsmith reduce el cuerpo a una asombrosa galería de gestos y movimientos mecánicos. «Un cuerpo aislado de la mente»: nombra sus órganos y sus funciones, pero no su vestimenta, ni las emociones, y apenas los objetos con los que interactúa.

Pero pronto, este cuerpo convertido en palabra y movimiento, o tal vez palabra en movimiento, conforme avanza el día se va deshilachando. Y la escritura abandona su tono seco y descriptivo para incorporar insólitos puntos de vista, nuevas perspectivas y un lenguaje inventado.

Un lenguaje, al cabo, lleno de hallazgos, al límite de sus posibilidades, con insólitas combinaciones tras las que asoma desnuda la poesía. O como diría Roland Barthes, aquí «la escritura es ese lugar neutro, compuesto, oblicuo... donde acaba por perderse la propia identidad del cuerpo que escribe».
10:00
Párpados abiertos. La lengua cruza el labio superior al desplazarse de izquierda a derecha de la boca siguiendo el arco del labio. Traga. La mandíbula aprieta. Rechina. Se estira. Traga. La cabeza se alza. El brazo derecho doblado desliza la almohada bajo la cabeza. El brazo se endereza. Gira en el sentido contrario de las agujas del reloj con el codo hacia el techo. La lengua abandona el interior de la boca pasando entre los dientes. La lengua vuelve al interior de la boca. La palma se mueve en espiral. El pulgar se estira. Los otros dedos envuelven. Aprietan. El codo se dobla. El pulgar se acerca al hombro. La articulación del pulgar toca el bíceps. El codo gira hacia arriba mientras los nudillos del puño se apiñan en el cuello. La mano derecha se aprieta. El pulgar frota los nudillos. Puño al hombro derecho. El codo derecho empuja. Los nudillos tocan un lado del cuello. Las manos se despliegan. Los dorsos de las manos se aprietan contra la nuca. Las bases de las manos aprietan la mandíbula. Los codos se alzan. Los dedos envuelven el cuello. Los pulgares se pliegan. Las manos se acercan a la mandíbula. Tapan las orejas. Las yemas de los dedos raspan un lado de la cabeza. El pelo cosquillea las yemas de los dedos al pasar. Los pulgares van a la zaga de los dedos. Los brazos se extienden. Los dedos se despliegan. Los hombros se estiran. Brazos hacia fuera. Las piernas se doblan por las rodillas. La pelvis empuja a la derecha. La rodilla izquierda se echa sobre la cama. La rodilla derecha se echa sobre la cama. La pierna izquierda se extiende. La mano derecha agarra. El codo se acerca a la nariz. Toca. Los dedos se abren. El aire de los pulmones es expulsado a través de la nariz. El pulgar y el índice pellizcan limpiando la mucosidad sobre el labio. Mocos acumulados en el orificio nasal derecho. Se limpian. El dedo índice bloquea la salida del orificio nasal derecho. Exhalación. Los mocos salen por el orificio nasal derecho. El codo se extiende. Los dedos se abren. El índice acaricia el exterior del pulgar. Respiración. La mano derecha se retuerce. El pie derecho impulsa el cuerpo hacia delante. La cadera derecha se estira. La rodilla derecha cae, casi toca la cama. Los músculos del muslo derecho y del glúteo izquierdo se estiran. Los mocos bajan por la nariz hasta el fondo de la garganta. La lengua junta saliva y mocos. Traga. La mano derecha se acerca a la nariz. El pulgar derecho tapa una fosa nasal. Exhala. Expulsa. El índice derecho se acerca a la frente, cerca del nacimiento del cabello. Rasca cuatro veces. El dedo se mueve desde el nacimiento del cabello hasta la ceja. El cuerpo se contrae hasta adquirir la posición fetal.