Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

domingo, 14 de octubre de 2012

John Brockman

El universo siempre ha sido objeto de fascinación y estudio por parte del hombre, desde épocas remotas. Pero la revolución experimentada por la física en el siglo XX y los grandes avances científicos de las últimas décadas abren nuevas perspectivas y nuevas preguntas, desde la búsqueda de evidencias sobre el bosón de Higgs a la investigación de planetas extrasolares o la posibilidad, que cada vez aparece con más fuerza, de hallar vida en otros planetas.

1.
El fin del tiempo


Julian Barbour

Físico teórico, autor de The End of Time. 

     JULIAN BARBOUR: La pregunta que siempre me hago es: ¿qué es el universo y cómo funciona? Yo la abordo desde el punto de vista de la física fundamental: cuestiones básicas de mecánica cuántica y su relación con la mecánica clásica. La mecánica cuántica fue descubierta en 1925-1926. Dio una imagen completamente nueva de la física que entonces resultó muy sorprendente y que aun hoy sigue siendo muy difícil de entender. Sugiere que el mundo no es en absoluto como lo vemos. Esto sigue siendo un gran problema, y cada vez despierta más discusión y más interés por parte de la gente. En esto es en lo que realmente estoy pensando, en cómo explicar que el mundo parece ser clásico. Parece que tenemos un pasado único, parece que los objetos están en posiciones definidas y tienen un futuro definido; eso es lo que parece, pero la mecánica cuántica nos dice que es diferente, que no es así en absoluto. El objetivo es tratar de encontrar una descripción del universo entero que sea mecano cuántica y entender cómo, pese a todo, puede presentarse como el mundo clásico que en realidad vemos y experimentamos.

     Llegué a ello por casualidad, leyendo un artículo en un periódico sobre los intentos que el gran Paul Dirac, uno de los descubridores de la mecánica cuántica, estaba haciendo hace unos cuarenta años para unificarla con la teoría de la relatividad general de Einstein. Él había tropezado con un hecho bastante sorprendente y esto le llevó a preguntarse si la imagen del espacio-tiempo que era la base de la teoría de Einstein era realmente tan fundamental como la gente había pensado. Esto me impulsó a pensar en el tiempo mismo. Durante casi 36 años he estado pensando en el tiempo y tratando de entenderlo en el nivel más fundamental. Si nos fijamos en la historia de la física, sorprende el pequeño número de personas que han pensado en el tiempo y en lo que realmente es. El propio Einstein solo pensó sobre ciertos aspectos del tiempo; nunca se preguntó qué significa decir que un segundo hoy es lo mismo que un segundo mañana. Esta es una pregunta muy fundamental. Einstein supuso que tiene significado, pero en realidad nunca se preguntó de dónde sale y cómo puede ser eso. Él nunca definió la noción de duración. Así que, en mi opinión, hay aspectos del tiempo que no han sido completamente estudiados.

     EDGE: ¿Puede darme otro ejemplo, además de la duración?

      BARBOUR: Por supuesto. Una de las grandes preguntas de la física es si hay algún tipo de marco invisible en el que todo se desarrolla. Newton introdujo las nociones de espacio absoluto y tiempo absoluto. El espacio absoluto es como un bloque de vidrio translúcido que se extiende desde el infinito hasta el infinito; es un marco de referencia fijo en el que todo sucede. 

Boomeran