Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

viernes, 20 de septiembre de 2013

El pequeño libro del plagio


El pequeño libro del plagio es un ensayo conciso e inteligente sobre la copia y la propiedad intelectual, escrito por Richard Posner, uno de los juristas más respetados de Estados Unidos.
En los últimos años escritores en lengua inglesa como J. K. Rowling, Dan Brown o españoles como Camilo José Cela son algunos de los creadores que han sido acusados, con o sin fundamento, de plagiar otras obras, pero, ¿qué es exactamente el plagio? ¿Cómo ha evolucionado el significado de este término con las transformaciones culturales y sociales que han tenido lugar? ¿Se plagia más en la actualidad que en el pasado? ¿Cómo impacta todo ello en el actual debate sobre el alcance y los límites de la propiedad intelectual?
El de Posner es un ensayo provocativo que, además de servir como referencia a escritores, estudiantes y profesores, generará un debate necesario en una sociedad en la que cada vez se tiene más acceso a otras fuentes y autores y donde los límites de la creatividad, la originalidad y la copia son cada vez más difusos.
 

I
A los diecisiete años, Kaavya Viswanathan firmó un contrato para dos libros con Little, Brown. Recibió de la editorial quinientos mil dólares en concepto de anticipo de los derechos de autor, y los de adaptación al cine se los vendió a Dreamworks por una cantidad que no se ha revelado. Cuando, en abril de 2006, se publicó el primer libro —How Opal Mehta Got Kissed, Got Wild and Got a Life (literalmente: Cómo Opal Mehta recibió un beso, se asilvestró y tuvo una vida)—, la autora había cumplido ya los diecinueve y cursaba el segundo año de sus estudios universitarios en Harvard. En pocas semanas, los principales medios daban publicidad a un hecho que había sacado a relucir el Harvard Crimson: el libro reproducía prácticamente al pie de la letra numerosos pasajes de una escritora consagrada en ese tipo de novelas para mujeres jóvenes (chick lit), Megan McCafferty. Viswanathan había «conceptualizado y estructurado» su obra con la ayuda de una empresa especializada en ese turbio negocio de la «producción de libros», pero no hay indicios de que la empresa tuviera parte en los plagios.