Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

sábado, 12 de abril de 2014

El 84% de todos los contenidos culturales adquiridos en España es pirata

“Más de la mitad de los internautas acceden a contenidos ilícitos”, ha asegurado Iñigo Palau, representante de la consultora que ha realizado elObservatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales de 2013, en su presentación a los medios esta mañana en Madrid.
El informe anual, encargado por unacoalición de asociaciones de las industrias del videojuego, la música, el cine y la industria editorial se hacía público coincidiendo con el debate de la Reforma de La ley de Propiedad Intelectual, que se producirá mañana en el Congreso. La intención es mandar un mensaje a Gobierno y oposición: “Desde las industrias de contenidos queremos trasladar que el modelo que se puso en marcha con laLey Sinde y se implementó con el reglamento que empezó a caminar el 1 de marzo de 2012 ha dado unos resultados terriblemente escasos. En esos dos años, ese modelo, que apoyamos y por el que apostamos, lejos de solventar problemas ha consolidado unos resultados insuficientes”, decía Carlota Navarrete, directora de La Coalición.
Asegura que de 145 solicitudes de actuación de las industrias a las que representa La Coalición contra servicios o páginas que suministran ilícitamente contenidos protegidos de forma masiva,  hay pendientes de inicio 64.
Del 55% restante, muchos de los contenidos fueron retirados voluntariamente al recibir la notificación y sólo en algunos casos ha habido una resolución formal ordenándolo. “Estas actuaciones han supuesto a las industrias de contenidos la retirada de 50 álbumes, 67 películas, 14 libros, 21 videojuegos y cuatro capítulos de series de televisión.
El tiempo medio de inicio de un expediente es de 400 días.
Una gota, dice, "en un universo de 3. 192 millones de descargas ilegales".
El contenido de este observatorio respaldaría al 100% las tesis de la industria. Las descargas ilegales aumentan un 4,6 %. La mitad de los piratas entran directamente a través de páginas de contenidos. La otra mitad usa buscadores. Aunque casi sería más acertado decir buscador, en singular: nada menos que el 97,6 % utiliza específicamente Google. “Igual que ha retirado contenidos pornográficos, en esta materia Google puede hacer mucho más de lo que hace, como ocurre en otros países”, decía Carlota Navarrete.
Según el observatorio, siete de cada 10 usuarios que bajan contenidos sin pagar lo hacen precisamente porque es gratis. Más de la mitad lo hacen a modo de prueba, para testar si les merece la pena adquirirlo legalmente y un 54% piratea más desde la subida del IVA a los productos culturales.
Siempre según este observatorio uno de cada cuatro lo hace por costumbre: “porque todo el mundo lo hace”; y hay un 23% que cree que no hace daño a nadie con estas descargas. “Con lo cual hay un 80% piensa lo contrario”, dijo Navarrete, que considera que es un dato positivo. “Hemos captado una cambio en la percepción social. Un 80% de los internautas perciben que se hace daño y se inicia una vía de esperanza, de que hay conciencia del problema”.
Más llamativo aún resulta que los propios internautas consideran que las medidas más eficaces contra la piratería serían el bloquear el acceso al sitio web que ofrece los contenidos (68,2%) y sancionar a las operadoras y proveedores de acceso a Internet (60,2%).
El observatorio calcula que valor total de lo pirateado online supera los 16.136 millones de euros: 6.067 millones de euros en contenidos musicales, 3.814 millones en cine, 4.418 millones en videojuegos y 1.837 millones en libros. Todos los tipos de contenido se piratean más que en 2012, a excepción de la música, que muestra un leve descenso. Los libros, por el contrario, acusan la subida más significativa, al haberse triplicado en 2013 el valor de lo pirateado con respecto al año anterior.
Desde el observatorio se apunta que este crecimiento se debe a la rápida implantación de los dispositivos electrónicos. "Se han adquirido el año pasado dos millones de tablets y 500.000 lectores de e-books".
Sobre el aumento de las descargas ilegales de películas en 2013, cuando en 2012 había descendido, aseguraba Iñigo Palau que el dato de 2013 es más certero. "El dato de 2012 estaba marcado por el cierre de Megaupload, que produjo una caída en las descargas, pero en pocos meses los Torrents y las páginas de enlaces cubrieron el hueco dejado".
El Pais