Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

viernes, 14 de marzo de 2014

Historia mínima de la literatura española

Desde las jarchas hasta la última literatura: todos los autores, todas las obras, todas las corrientes, todos los títulos.
Lo que necesitas saber sobre la literatura española: cuándo surgió, cómo ha evolucionado, quiénes son sus principales figuras, cuáles son las mejores obras.
El libro de consulta más completo en formato mínimo, para los que aman la literatura o quieren aprender a amarla.
Una referencia indispensable para cualquier estudiante de literatura.
Mainer, para quien "La literatura y las formas artísticas, por extensión, emanan del poder social", y que por lo tanto no concibe una historia de la literatura sin apoyarla en su contexto histórico y cultural, ha querido huir de la experiencia de "[...]muchos escolares, a los que se persuadía de que en una lista de autores semiolvidados y en la mención de textos más o menos remotos anidaban los fundamentos de su existencia colectiva" y ha escrito un libro que es mucho más que un manual. Lo suyo es otra forma de entender la historia de la literatura, una guía que aspira a conectar con la experiencia personal de la vida y a hablar de "la noción misma de literatura, de la imagen del autor que la escribe y de la naturaleza - intelectual pero también económica- del producto literario."
Y así, lejos siempre del tópico y la idea manida, el autor nos invita a un recorrido exhaustivo (no falta ningún protagonista, pero también hay sitio para innumerables figuras menores, por lo menos en el juicio de las generaciones posteriores) por la historia de la literatura en español, nacida con las Glosas Emilianenses escritas en castellano - "el elemento más díscolo y activo de ese mosaico de hablas" presente en la península ibérica a finales del siglo X- en los márgenes de un documento. Mainer nos habla de "el gracejo y el genio vivo" de Santa Teresa, de los "dramas de honra" femeninos de Calderón, "sutiles disquisiciones sobre el fatalismo", de Quevedo, "misógino impenitente, aristócrata orgulloso, antisemita feroz"; y nos describe a Larra y su capacidad para el sarcasmo y la autoflagelación, a Baroja, un "burgués radical", a Azorín, que en su opinión "se trocó en un conservador desengañado con resabios liberales", o la "poesía a ras de las aceras" de Luis García Montero, pero sin olvidar nunca proporcionarnos las claves del ambiente social y cultural en que se desarrollan.
El modelo de historia de la literatura es algo en continua transformación y debate, como bien señala el autor en sus notas finales, pero no hay ninguna duda de que esta Historia mínima de la literatura dejará su huella en la amplia bibliografía existente sobre el tema, no sólo por su calidad sino por su maestría para ofrecer un completísimo y actualizado panorama de las letras españolas en tan sólo 226 páginas. 
I
¿OTRA HISTORIA DE LA LITERATURA?  
SOBRE UN VIEJO CONCEPTO
     Las palabras "historia de la literatura" concitan de inmediato la imagen poco apetitosa de una asignatura escolar. Y más todavía cuando las acompaña un gentilicio que nos remite a un modelo de aleccionamiento que, desde hace dos siglos por lo menos, han venido soportando muchos estudiantes, a los que se persuadía de que en una lista de autores semiolvidados y en la mención de textos más o menos remotos anidaban los fundamentos de su existencia colectiva.
     Para llegar a sentir lo que la literatura tiene de experiencia personal de la vida, muchos futuros lectores han tenido que olvidarse de lo que sus primeros libros tuvieron de obligatorios. Y es posible que nunca leídos... A menudo, aquella enseñanza tradicional de las letras se valía de antologías parciales o de resúmenes de las tramas, o, peor todavía, de encarecimientos rutinarios de las excelencias del estilo de los autores.