Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

miércoles, 15 de febrero de 2012

Una pasión desgarradora

El mexicano Jorge Volpi reconstruye la vida de Christiana Morgan, que fue paciente y alumna de Jung, en 'La tejedora de sombras', novela con la que el escritor ha ganado la quinta edición del Premio Planeta-Casa de América.

El autor Jorge Volpi (México, 1968) descubrió, mientras escribía su novela No será la Tierra, que los archivos de la Universidad de Harvard custodiaban el testimonio de ese amor "psicoanalítico, extraño y desgarrador" que durante 42 años ligó la vida y los destinos del doctor Henry Murray con Christiana Morgan, una tortuosa estudiante de arte que se convertiría en paciente y discípula de Carl Gustav Jung.

El resultado de sus pesquisas por cartas, diarios, dibujos y recortes de prensa es una novela oscura y hermosa que ha titulado La tejedora de sombras y que ayer se alzó con la quinta edición del Premio Planeta-Casa de América, dotado con 200.000 dólares americanos. La obra fue elegida por unanimidad, entre las 454 presentadas al concurso, por un jurado encabezado por los escritores Clara Sánchez, Alberto Manguel y Carmen Posadas.

"Siempre quise escribir una gran historia de amor y encontré ésta en Harvard, que es también la lucha de la rebeldía de una mujer contra los prejuicios de su época. Una historia sobre el poder de la ficción para hacernos vivir otras vidas; una inmersión en el mundo propio de esta joven que plasmaba sus visiones en cuadernos de dibujo", detalla Volpi.

Murray y Morgan se encontraron en Nueva York en 1925 cuando él era un médico ambicioso casado con una rica heredera de Boston. Ella, esposa a su vez de un veterano de guerra, sufría desde su juventud depresiones profundas motivadas en buena medida por unas inquietudes proscritas para las féminas de su tiempo. Ambas parejas marcharán a Europa a ampliar sus estudios y viajarán a Zurich, donde Jung, que mantenía una relación triangular abierta, les convence de que lleven su amor hasta las últimas consecuencias con independencia de sus respectivas parejas.

La referencia a Un método peligroso, la película de David Cronenberg sobre la historia de Jung, su discípula Sabina Spielrein y Freud, es obligada. Volpi confiesa que le gustó mucho la cinta y que conocía la obra teatral en la que se basa. Su premiada novela transcurre diez años después de esos sucesos, cuando Jung ha terminado su relación con Sabina, sigue casado y se ha unido sentimentalmente a otra chica. Tanto la cinta protagonizada por Michael Fassbender y Viggo Mortensen como La tejedora de sombras coinciden en mostrar que "el autoconocimiento es peligroso. Christiana lo intenta hasta las últimas consecuencias y, como a Sabina, le va la vida en ello".

En las sesiones con Jung, Christiana experimentaba con ella misma "como no lo había hecho nunca", desgrana Volpi de la protagonista de esta historia de amor trágica y verídica, una mujer "que intenta romper todo el tiempo con los prejuicios masculinos". "El psicoanálisis", continúa el autor, "es la profesión que comparte con Murray. Les sirve para tratar de conciliar apasionadamente la libertad con el amor más absoluto pero ambos están al mismo tiempo imbuidos de los tabúes de su época. Intentan romper con la idea de la fidelidad, de la familia tradicional, pero su afán es imposible".

El libro, como suele ser habitual en la producción del también autor de El fin de la locura y Leer la mente, tiene importantes cotas de investigación. "El psicoanálisis me ha obsesionado durante mucho tiempo. Me acerco a él con fascinación y escepticismo. Es una construcción mental maravillosa pero me parece muy alejado de la ciencia. Simpatizo más con Freud que con Jung, que me parece un gurú religioso, lo que no significa que carezca de intuiciones y de libros fascinantes que, justamente, resultan mucho mejor para analizar la literatura y el arte que para curar a alguien de algo".

Christiana y Murray desarrollaron juntos el Test de Apercepción Temática (TAT), una prueba de personalidad muy usada por los psicólogos; sin embargo, él terminó retirando el nombre de ella de la autoría en la segunda edición y es, de los dos, el que ha pasado a la historia como médico influyente, profesor de Harvard y fundador de la Sociedad Psicoanalítica de Boston.

"La novela no es una biografía cronológica de Christiana. Penetra en lo que ella pensó, sintió y calló durante las cuatro décadas que mantuvo este experimento vital", concluye Volpi. A Alberto Manguel le impresiona la verosimilitud de ese personaje femenino y el modo como se cuenta esta terrible historia de amor. "Podía haber sido sensacionalista pero es sutil, memorable y profundamente convincente. En la literatura de ficción que se escribe ahora será una de las novelas que recordaremos". La novela saldrá a la venta, en España y México, el próximo 13 de marzo.

Cuando leyó el original de Volpi, la escritora Clara Sánchez pensó, dijo ayer, en "lo peligrosa que es la libertad" y en que, para conseguirla, "hay que pagar un precio", porque le invadía "la sensación de que al lado de Christiana Morgan" recorría un trayecto "hacia la libertad sexual, amorosa y, sobre todo, de conciencia". Por su parte, Carmen Posadas sostiene que el libro galardonado encierra "un ejercicio de funambulismo muy arriesgado, dado que Morgan es una mujer muy compleja, con aspectos que la pueden hacer antipática incluso, y cuya historia de amor está llena de aristas".

diariodesevilla.es

No hay comentarios: