Bienvenido

Si eres amante de la lectura, tiene todas las llaves que te puede dar este humilde blog para continuar en tu viaje.

Pruebas

jueves, 14 de febrero de 2013

Juan José Millás y Joaquín Sabina avalan el debut literario de Fernando León

Madrid, 13 feb (EFE).- El escritor y periodista Juan José Millás y el cantautor Joaquín Sabina han avalado esta tarde en Madrid el debut literario del realizador madrileño Fernando León de Aranoa, que, con "Aquí yacen dragones", cambia la cámara por los relatos más fantásticos.

"Me ha deslumbrado. Los que somos sus amigos siempre hemos esperado muchísimo de él", ha afirmado Sabina durante la presentación del libro en la Casa Encendida de la capital.

Allí, el cineasta, que atesora cuatro premios Goya desde su debut con "Familia" (1996) -también lo consiguió con su segundo largo, "Barrio" (1998), mejor dirección y mejor guión; con el tercero, "Los lunes al sol" (2002); fue nominado por el cuarto, "Princesas" (2005); y volvió a ganarlo con el documental colectivo "Invisibles"-, ha consumado lo que él llama la "infidelidad" con el séptimo arte.

En total, 114 historias que componen "Aquí yacen dragones" (Seix Barral), un debut literario marcado por la combinación híbrida de cuentos y poemas.

"Es un buen orador y un buen dibujante", ha destacado Millás de León, que con apenas 30 años subió a recoger su Goya como mejor director novel en 1998.

Para el escritor, pese a que el cineasta en sus películas siempre se encuentra "pegado a la realidad", en el terreno literario ha incurrido en el género fantástico, construyendo historias como "Los hombres" o "Brújulas", que Sabina ha leído durante la presentación.

El cantautor, que se ha alegrado por la lectura de hoy después de cumplir ayer 64 años y ver como Benedicto XVI dimitía, ha confesado que desde que conoció a León ha pensado que había "un tremendo escritor debajo".

"Tiene voz propia (el libro) y ha sido exquisitamente escrito", ha añadido Sabina.

Por su parte, Millás ha recordado que, aunque "Aunque aquí yacen dragones" pudiera leerse indistintamente, los relatos y microrrelatos que idea el cineasta tienen un orden que les aporta sentido.
"La parte más divertida sigue siendo la invención", ha replicado León, para quien su libro puede ser un buen regalo de San Valentín y tiene cierta comunicación con su primera película, "Familia".

Sea como fuere, León ha liberado hoy sus dragones, pero adelanta que ya tiene planes para una novela, con la que pecará de nuevo con el género que, por el momento, le ha dado sus mayores satisfacciones: el cine.